El Español
Actualidad
|
Provincia de A Coruña

Avalancha de estudiantes en la Plaza Roja de Santiago para comprar unas entradas

Los organizadores pararon la venta cuando vieron lo sucedido y pidieron perdón por redes sociales
TWITTER @manucesar98

La especulación con los precios de las fiestas universitarias que se celebran en locales compostelanos ha ido en crescendo en las últimas semanas. Al límite se ha llegado esta tarde martes, cuando un grupo de estudiantes, que intentaban conseguir entradas para el paso de enfermería que se celebraba este jueves en la nueva discoteca Vanitas, crearon una avalancha humana en la Plaza Roja de Santiago de Compostela.

Un vídeo del incidente surgió en redes sociales poco después de producirse, en el que se puede observar a una multitud de jóvenes corriendo hacia el punto donde estaban vendiendo las entradas.

Los organizadores de la fiesta se habían puesto en la plaza compostelana a vender las entradas pero ante la cantidad de gente tuvieron que parar. En un comunicado que subieron a Instagram señalaban que "debido a la avalancha de personas y a la efusividad de algunas de ellas hemos tenido que parar la venta". También han pedido disculpas por los "errores de gestión" cometidos y se han comprometido a aprender de ellos. Para evitar el caos que previsiblemente ocurrirá también mañana durante la venta presencial, pondrán en marcha un cuestionario online en su lugar.

No es la primera vez en este año universitario que se observan este tipo de actitudes desesperadas por conseguir un pase para los locales de moda. Al inicio del curso, la cafetería KOKO recibía un lunes a las ocho de la mañana a una cola para recoger entradas para una fiesta en Ruta. Los pasos universitarios en particular están adquiriendo mucha popularidad, poniendo a la venta tíckets que se agotan en apenas horas.

Sin embargo con todo esto viene acarreado una subida de precios importantes, que muchos no habían visto durante sus años universitarios. Algunos culpan a organizadores de la especulación con el coste de entrar en locales que hace unos años apenas costaban 5 euros, y hoy las entradas no se pueden conseguir por menos de 10. La realidad es que son las propias discotecas las que ponen los precios y ofrecen las promociones a distintos colectivos de estudiantes que después se ocupan de la venta y distribución.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad