El Español
Vivir

Así fue la edición más multitudinaria de la carrera Enki en A Coruña

Los participantes completaron un circuito de casi 2,5 km repleto de pruebas y obstáculos adaptados que se desarrolló entre la avenida de la Marina, Montoto, Parrote, Puerta Real y plaza de María Pita
20:27 · 19/10/2019
Concello Coruña
Participantes esta tarde en la carrera Enki

Un año más la Carrera ENKI llenó el centro de A Coruña de deporte y diversión en familia. El barrio de Pescadería acogió la sexta edición de la prueba, la de mayor concurrencia de las organizadas hasta la fecha, y en la que la lluvia se sumó como un elemento más de la celebración.

La educación en valores y en la diversidad, así como la inclusión y la práctica deportiva, son la razón de que más de 9.000 corredores se hayan movilizado esta tarde en la ciudad herculina para participar en una carrera lúdica y no
competitiva que pretende visibilizar la diversidad y la integración a través del deporte. La alcaldesa A Coruña, Inés Rey, fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a esta carrera.

Bajo el lema #Jugandoaganar, según informa la organización, los participantes de esta prueba pionera, promovida por el proyecto ENKI, la Obra Social “la Caixa”, la Fundación María José Jove y el Ayuntamiento de A Coruña, completaron un recorrido circular repleto de obstáculos divertidos, adaptados y preparados para que todo el mundo pudiera superarlos y disfrutar de la prueba, de forma individual o colectiva.

Así, la carrera, que salió de Puerta Real, transcurrió por la avenida de la Marina, avenida Montoto y Parrote para finalizar en plaza de María Pita tras dos kilómetros y medios de celebración, música y pruebas aptas para
públicos de todas las edades y condición física.

Tras un divertido calentamiento musical colectivo, que tuvo lugar a las 16:30 horas en la plaza de María Pita, comenzaron las salidas por equipos, organizados por colores. Los participantes completaron un circuito de unos 2,5 kilómetros animados por la superación de los singulares obstáculos de la iniciativa, a la que no faltaron la mítica montaña de neumáticos, los balones de Humor Amarillo, el laberinto de cuerdas, el grupo de zombies, el refrescante baño de espuma o la guerra de harina, por supuesto sin gluten, entre otros.

Este año, además, se incluyó un obstáculo sorpresa, creado por el alumnado de la UDC, llamado “Sendeiros de Integración”, realizado por dos alumnos de Ingeniería de Caminos, que diseñaron cuatro senderos que se entrecruzaban y que había que tratar de seguir. A la prueba se sumó, además, un tubo sonoro, promovido por la emisora Los40.

Vivir