El Español
Economía
|
Empresas

Así es el primer spot publicitario de la historia de Bonilla a la Vista

Después de 90 años elaborando las mejores patatas fritas artesanales, la marca coruñesa estrena su primer vídeo publicitario para lograr que su producto estrella llegue todavía más lejos
16:50 · 16/12/2019
Bonilla a la Vista
Ofrecido por:

Nuestro principal ingrediente es la ilusión. Este es el claim escogido por la marca coruñesa Bonilla a la Vista, conocida mundialmente por su patatas fritas en aceite de oliva, para el primer spot publicitario de su historia.

Después de 90 años elaborando las mejores patatas fritas artesanales, la marca, con fábrica en la coruñesa localidad de Arteixo, ha estrenado este lunes en sus respectivas redes sociales su primer anuncio en vídeo.

"La ilusión ni se crea, ni se destruye: se transforma. Y esta vez se ha transformado en algo muy especial...". Este es el texto escogido por Bonilla a la Vista para dar a conocer el video, de apenas minuto y medio de duración, en el que cuentan el viaje de ilusión que comienza en su fabrica y termina por el mundo entero. ¿Y como? Para mostrar lo lejos que llegan sus patatas fritas, echan mano de unos farolillos volantes.

Los propios trabajadores de la empresa son los encargados de echar a volar estos objetos voladores que recorrerán el mundo hasta terminar en la mesa de una joven, que no duda ni un momento en saborear las deliciosas y crujientes patatas fritas de la marca, elaboradas artesanalmente. Unas patatas que ya se pueden encontrar en más de 20 países, entre ellos Reino Unido, Francia, Italia, Estados Unidos, Panamá, Corea del Sur o Australia.

Esta pieza audiovisual no es la única novedad que presenta Bonilla. En vísperas de las fechas navideñas, la marca coruñesa da a conocer su nueva web corporativa en la que la tienda online adquiere una mayor protagonismo. Siguiendo la línea del anuncio, Bonilla quiere hacer llegar sus patatas fritas a muchos más lugares. También a través de internet.

Bonilla a la Vista cuenta con seis locales propios en A Coruña en los que, además de patatas, se puede degustar su famoso chocolate con churros.

Economía