El Español
Cultura
|
Educación

Arranca el curso gallego con 29 positivos por coronavirus, cierre de aulas y dimisiones

Este martes se han conocido positivos en centros de A Coruña, Negreira, Vigo, Santiago y Dodro y una escuela se ha visto obligada a cerrar
Istock

El gobierno gallego ha realizado hoy su primera valoración de la evolución epidemiológica en los centros educativos desde el arranque del curso la semana pasada. La Xunta cifra los casos activos de coronavirus en un total de 29 en infantil y primaria desde el reinicio de la actividad escolar en la comunidad. Estos positivos obligaron a cerrar al menos 11 aulas y un centro escolar y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha matizado, además, que "cerca del 50% de los casos se corresponden con alumnos, en una proporción similar de afectados entre el cuerpo de profesores".

Adicionalmente, la situación provocada por la pandemia y la supuesta falta de medios en algunos centros han provocado la dimisión de varios equipos directivos. Concretamente en la ciudad herculina, los últimos sucesos relacionados con esto se centran en el CEIP Ramón de la Sagra, donde hoy se ha conocido el positivo de dos alumnos de infantil y primaria que han obligado a ponerse en cuarentena a los estudiantes de dos clases y en el IES Adormideras, donde su directiva dimitió y denunció el "menosprecio" hacia la comunidad educativa y los "continuos cambios en el protocolo contra el coronavirus", a parte de viralizarse una imagen donde se veía claramente que no era posible la separación de un metro entre pupitres que se exige desde Educación en las aulas del centro.

La directiva del instituto de Adormideras.

A parte, en el IES Salvador de Madariaga tuvo lugar una cacerolada esta mañana y en este momento se está celebrando una concentración en la plaza de Pontevedra de A Coruña "por una escuela segura".

En el resto de la comunidad, las incidencias más destacables en el ámbito educativo en esta jornada han sido:

Cuarentena en guarderías de Negreira y Vigo

Este martes se ha registrado un positivo en una clase de una guardería de Negreira con niños de dos y tres años y las cuidadoras de esta guardería han sido sometidas a PCR y el resultado ha sido negativo. En Vigo, según ha confirmado la Consellería de Política Social, se ha decretado cuarentena para un aula de la Escuela Infantil Lacaba después de detectarse el positivo de una menor del grupo de dos y tres años.

En este caso se ha puesto en cuarentena a todos los niños del aula (11 menores) y a su profesora, a la espera de los resultados de las pruebas PCR que se les realizarán en las próximas horas. En el caso de que los resultados de los test sean negativos los niños podrán volver al aula el próximo lunes.

Dos positivos en Dodro y Santiago y cierre de una de las escuelas

Dos nuevos positivos registrados en un centro de Dodro y en una escuela infantil municipal de Santiago han obligado a aplicar el protocolo ante el coronavirus. El primer caso detectado ha sido el de uno de los escolares de Dodro, razón por la que se ha cerrado la escuela unitaria del municipio y se ha puesto en aislamiento a sus compañeros. El centro imparte 4º, 5º y 6º de infantil y cuenta con 15 niños matriculados.

Por otro lado, al mediodía se hacía oficial que una niña dio positivo en la escuela municipal de infantil de Salgueiriños y la situación afecta a unos 13 niños y seis educadoras que han sido contactos estrechos de la menor.

Positivo en una guardería de Marín (Pontevedra)

La guardería Casa do Mar, de Marín, cuenta con un positivo de una de las trabajadoras que ha llevado a cerrar una de las aulas y a poner en aislamiento a ocho de los niños del grupo, que están a la espera de realizar la correspondiente PCR.

Equipo directivo IES de Castro dimite por falta de profesores

El equipo directivo del IES da Terra Chá Xosé Trapero Pardo de Castro de Ribeiras de Lea, ubicado en la localidad lucense de Castro de Rei, presentó su renuncia "por el abandono de la administración educativa a estas alturas del año", según ha adelantado El Progreso. Además, los responsables del centro han criticado la escasez de profesorado para iniciar el curso.

La directora del centro ha alegado que el protocolo definitivo para el comienzo de las clases aprobado el 31 de agosto "les obliga a hacer obras en varias aulas y volver a reorganizar todo de nuevo, incluyendo desdobles y nuevos grupos", algo que el profesorado rechaza ya que previamente a esta aprobación habían estado trabajando distribuyendo los diferentes espacios y abasteciéndose de material sanitario. Desde la dirección del centro reconocen que "se necesitan tres profesores más", de los que uno fue concedido el pasado julio pero aún faltarían dos.

Cultura