El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

Abre el Santa Flor: cócteles y comida internacional en la calle Barrera de A Coruña

Los propietarios del Santo Libre de Orillamar inauguraron un nuevo establecimiento en el que además de sus cócteles afrutados habrá una oferta gastronómica internacional con arepas y choripanes
Andrey Kusym Casas y Carmen Lema en su nuevo local en la calle de la Barrera, el Santa Flor.
PQL
Andrey Kusym Casas y Carmen Lema en su nuevo local en la calle de la Barrera, el Santa Flor.
Ofrecido por:

Andrey Kusym Casas y Carmen Lema han abierto un nuevo local en la calle de la Barrera, en A Coruña. El Santa Flor es "la hermana pequeña" del Santo Libre, la primera cachaçaría de la ciudad, inaugurado hace casi un año en Orillamar. Situada en el número 28 de esta conocida calle coruñesa por su oferta gastronómica, la reciente apuesta de estos dos socios busca conseguir que los clientes pidan un cóctel al mismo tiempo que disfrutan de unas arepas o un choripán.

El concepto que defienden los responsables del local va en la línea que ha conseguido convertir al Santo Libre en un local de éxito en el que los productos estrella son sus cócteles afrutados. Varios clientes, sin embargo, preguntaron si había comida, por lo que Kusym Casas y Lema decidieron elaborar algunos alimentos como los panes de queso típicos de Brasil. Recientemente, les surgió la oportunidad de abrir el Santa Flor en la Barrera y decidieron apostar por platos internacionales con los que acompañar los cócteles.

La oferta gastronómica

Las arepas venezoladas están "de moda" en la ciudad, y por eso Kusym Casas y Leman han decidio incluirlas en su menú. "También habrá choripanes argentinos. Mucha gente tiene el concepto de choripanes como el bollo preñado, pero nosotros los haremos más elaborados, con cebolla caramelizada y queso crema", explica el brasileño.

A los dos sabores de arepas y de choripán hay que añadir varias ensaladas "fresquitas" con diferentes ingredientes entre los que habrá frutas. Los propietarios del Santa Flor elaboran al carta según la demanda de los clientes y Kusym Casas baraja incluir sopas y caldos típicos del sur de Brasil, de donde él procede. Existe, además, la posibilidad de que los responsables del local incluyan un servicio de comida para llevar, pero depende de lo que los clientes busquen.

La coctelería seguirá la línea de la de Santo Libre, afrutada con zumos naturales. "No vamos a trabajar con las frutas pero sí con el zumo para que sea más ligero para acompañar a la comida", explica Kusym Casas. El cóctel de la casa es el Santa Flor, "refrescante" y compuesto por ron blanco, zumo de mandaria, flor de sauco y zumo de limón. Las copas de gin tonic afrutadas también forman parte de la carta de bebidas: "Un concepto que traigo de Brasil es salir ya con el gin tonic preparado de la barra, que es una copa elaborada de coctelero al añadir los ingredientes que combinen con la ginebra".

La apertura

Los responsables del establecimiento redujeron la cantidad de mesas de cinco a cuatro y dejaron dos en la terraza interior y otras dos en la exterior. Además, retiraron las sillas de la barra para garantizar que los clientes puedan mantender la distancia de seguridad. Kusym Casas apela a la responsabilidad ciudadana a la hora de respetar las normas establecidas para prevenir los contagios por coronavirus, como llevar mascarilla.

El Santa Flor abrió sus puertas al público el miércoles. "Intentaremos crear el concepto de pedir un cóctel con la comida, independientemente de la hora del día", explica Kusym Casas. Cocina y barra permanecerán abiertas a partir de las 16.00 horas con el objetivo de captar a los clientes que salen de los locales de la Barrera, a aquellas personas que comen tarde o a las que les gusta beber un cóctel por la tarde. No será necesario hacer reserva previa.

Vivir