El Español
Cultura
|
Audiovisual

A Coruña y sus rincones, convertidos en escenarios de videojuegos clásicos

La cuenta de Twitter Ciudadano Game fusiona clásicos de las videoconsolas con lugares muy conocidos de la ciudad
@ciudadanogame
Ofrecido por:

A Coruña pega con todo. La ciudad ha sido capturada para infinidad de películas y series a lo largo de los últimos 100 años. Incluso la Torre de Hércules aparecerá recreada por primera vez en un videojuego. Será en The Waylanders, obra de los coruñeses Gato Studio.

Sin embargo, lo que propone Ciudadano Game, un usuario de Twitter que apenas lleva tres días en activo, nunca se había hecho. Al menos, con el nivel de detalle que él consigue. Se trata de llevar populares videojuegos clásicos a lugares muy reconocibles de A Coruña y otras ciudades gallegas. Alfonso Molina, el rectorado de la UDC o un bus en la parada de San Pedro de Mezonzo forman parte de sus primeras creaciones. Hablamos con este usuario, que nos cuenta las claves de sus obras y cómo evolucionará.

¿Cómo surge este proyecto?

Pues surge de la inquietud y de la creatividad que siempre me ha acompañado. Tras años trabajando en el diseño gráfico y con redes sociales, mi vida laboral dio un giro de 180 grados y de aquella época tan creativa y apasionante me quedó aquel poso que se transformó en la necesidad de dar rienda suelta a los impulsos creativos, a la imaginación y compartirlo con todo el mundo.

¿Cuál es tu relación con los videojuegos? Siempre he sido un jugón.

Comencé con un Spectrum 48K con sus famosas teclas de goma, tecleando "pokes" para trucar los juegos de aquel entonces. Pasaron por mis manos muchas consolas y ordenadores domésticos. Ahora noto que me encantaría dar el paso a diseñarlos, además de consumirlos, pero la falta de tiempo me impide centrarme en eso. Esta iniciativa me permite alcanzar algo parecido: "diseño" un poco la realidad con pedacitos de videojuego.

¿Imaginabas escenarios del mundo del videojuegos en ciertos lugares de A Coruña?

¡Siempre! Y no sólo en A Coruña. Cada vez que me desplazo veo entornos y situaciones muy interesantes y aprovechables para mezclar la realidad y el pixel y crear lo que he llamado "realixel", mezcla de realidad y pixel. Son las capturas de pantalla de lo cotidiano mezclado con la maravillosa locura del videojuego. Yo resido en A Coruña y es el campo de actuación que más conozco.

¿Tiene otra finalidad, además de la artística?

No. Como os decía, es una vía de escape. Para satisfacer una necesidad personal. Crear por crear. Quizás me gustaría llegar a más gente y que disfruten de estas pequeñas locuras de "realixel".

¿Cómo es el proceso de creación?

Quisiera destacar que tanto las fotos de los lugares como las capturas de pantalla de los videojuegos son mías. Cuando veo un lugar que creo que tiene potencial, le saco fotos y luego rebusco en mi caótica memoria qué juego podría tener encaje. Una vez que identifico ese juego, me pongo a jugar con él mientras realizo capturas de pantalla provocando ciertas situaciones concretas (saltos, explosiones, movimientos de personaje, reacciones, fondos más nitidos) Con esos momentos capturados y la foto real me pongo a crear un "realixel". En ocasiones es al revés, un videojuego me recuerda a un entorno concreto y voy a ese sitio a propósito. Ejemplo del primer caso son las columnas del Palacio de la Ópera que siempre me recordaron al arcade Black Tiger. Ejemplo del segundo, el clásico de coches Out Run que en plena partida pensé: "¿Y si esto fuera la avenida de Alfonso Molina?". Y de ahí salió mi primera publicación.

¿Qué otros lugares tienes en mente?

No quiero decir mucho porque me gustaría mantener la sorpresa y el interés, pero tengo ya identificados algunos sitios como la Plaza de María Pita en A Coruña, la estación de tren de los Carrilanos da Foula en Ourense, una mesa de una cafetería... A mayores, tengo como unos 10 o 15 videojuegos clásicos ya identificados y de los que capturé imágenes a las que tengo que buscarles acomodo en nuestra realidad.

¿Seguirás abarcando toda Galicia?

Me encantará. Es cierto que ahora es más difícil moverse por culpa de ese virus que está tan de actualidad, pero aprovecharé cualquier rincón para extraerle su pedacito de "realixel". No descarto cuando las circunstancias vuelvan a la normalidad, capturar otros entornos distintos de Galicia o de fuera, aunque aquí, en A Coruña, siempre estará mi base de operaciones.

Cultura