El Español
Actualidad
|
A Coruña

A Coruña inicia la reurbanización de las calles Cultura y Pintor Francisco Lloréns

El objetivo es mejorar la seguridad peatonal y la accesibilidad en la zona
Concello da Coruña
Ofrecido por:

El Concello da Coruña comenzó las obras de reurbanización de las calles Cultura y Pintor Francisco Lloréns con el objetivo de mejorar la seguridad peatonal y la accesibilidad en la zona, por lo que aumentará la superficie tanto para el tránsito a pie como para "el disfrute" de los vecinos. El ayuntamiento incorporará mobiliario como bancos y papeleras y adecuará los jardines con el riego y árboles, entre otras actuaciones que se desarrollarán durante los próximos ocho meses.

El Gobierno local materializa así una demanda de la asociación de vecinos de Labañou y acomete obras en un barrio donde ya se realizaron actuaciones en la avenida de Gran Canaria, Francisco Rodríguez Otero y Sor Joaquina. El presupuesto destinado a modernizar las calles Cultura y Pintor Francesco Lloréns es de 347.000 euros y permitirá pavimentar la calzada reservada a los transeúntes y a los coches, diferenciándolas desde el punto de vista de la accesibilidad. "En los últimos meses, se invirtió en Labañou un total de 875.292 euros en obras de mejora del espacio público y cerca de 150.000 euros en equipamientos públicos sin incluir la partida para Cultura y Pintor Lloréns", cifra el ayuntamiento coruñés.

Las obras previstas

El Concello da Coruña reordenará el aparcamiento público y realizará mejoras en la red de pluviales y fecales. Las obras también permitirán instalar una nueva canalización municipal y adecuar la señalización según la distribución pensada para que los tres ramales del cruce de vías tengan un primer tramo donde las aceras estén a un nivel superior de la calle pero con un paso peatonal sobre elevado para hacer más lento el tráfico.

El objetivo del Gobierno local con esta actuación que forma parte del plan Coruña Camiña es que "las personas vuelvan a ser protagonistas absolutas". Así, en el cambio del cruce de estos tres ramales habrá una única plataforma, de forma que la zona exclusiva para los peatones y la calzada para vehículos se situarán en la misma cuota. Los distintos usos estarán marcados con distintos pavimentos y las plazas de aparcamiento serán en línea, bien a un lado bien a ambos lados de la calle, mientras que la acera tendrá una anchura mínima de 2,20 metros.

Actualidad