El Español
Actualidad
|
A Coruña

A Coruña es albiceleste: Así se vivió la clasificación de Argentina en el Bar Paraíso

Decenas de aficionados argentinos se han juntado en el establecimiento para animar a su país, a los que se han sumado también muchos gallegos que guardan cariño a su seleccionador, el exdeportivista Scaloni
Decenas de personas vibraron hoy con el partido de Argentina en el Bar Paraíso de A Coruña.
Cedida
Decenas de personas vibraron hoy con el partido de Argentina en el Bar Paraíso de A Coruña.

El Bar Paraíso, situado en la avenida Casanova de Eirís de A Coruña, se convirtió este miércoles en un pequeño Buenos Aires para animar a la Argentina de Scaloni en el decisivo encuentro contra Polonia. Los aficionados vibraron con la victoria de su selección, que les ha permitido clasificarse para octavos de final como primeros de grupo.

Este establecimiento está regentado por Celestre Freire, de madre argentina y padre gallego, desde el año 2019. La hostelera decidió mantener el nombre que ya tenía porque para ella A Coruña es "un paraíso". En su bar se dan cita muchos compatriotas que se juntan para celebrar las fiestas de su país y como no podía ser de otra forma, para ver el Mundial de fútbol.

"Vienen muchos argentinos, pero también hay gallegos que apoyan a Argentina por el cariño que le tienen a Scaloni y otros que admiran a Messi". El exjugador del Dépor ha conseguido que en su país se hable del conjunto blanquiazul y que en A Coruña muchos sientan cariño por la albiceleste por el amor que guardan al legendario jugador.

Una noche mágica

En el Bar Paraíso, decorado con banderas argentinas, se han juntado decenas de personas que este miércoles escucharon emocionadas el himno de su país, con algunas lágrimas de emoción de los presentes. Durante el encuentro, los aficionados hicieron cánticos como si se encontraran en el propio estadio para animar a su selección.

Un conjunto, el argentino, que se fue al descanso con 0-0 en el marcador, al igual que los otros dos equipos del grupo (Arabia Saudí-México). Leo Messi falló un penalti y el portero de Polonia, Szczęsny, fue el mejor de una primera parte que hizo vibrar a los aficionados reunidos en el Bar Paraíso.

En el descanso, los asistentes aprovecharon para comer algunos platos típicos de su país que se pueden degustar en el Bar Paraíso como las empandillas, los sandwichitos de milanesa, la lenguita en vinagreta o los bocatitas de carne. Para endulzar la comida, no podían faltar los típicos alfajores.

Varios de los seguidores de Argentina en el Bar Paraíso de A Coruña (Cedida).

La segunda parte del partido arrancó con buenas noticias para Argentina. Mac Allister logró marcar en los primeros minutos y Julián Álvarez hacía el segundo, cerrando la victoria para un equipo que en la siguiente fase se enfrentará a Australia.

Tras una noche mágica, el Bar Paraíso ya se prepara para la siguiente cita, el duelo de octavos de final, que volverá a hacer vibrar a un país que quiere sumar su tercer Mundial y a una ciudad que quiere ver a uno de los suyos, Scaloni, levantar el trofeo más preciado del mundo del fútbol.

Actualidad