El Español
Vivir

A Coruña en la fiebre del "video mapping"

Santiago de Compostela tiene ya experiencia prestando la catedral para proyectar imágenes cada noche de Santiago Apóstol, pero A Coruña lo ha probado en sus edificios más emblemáticos y cada vez que se hacen, triunfan
17:30 · 06/12/2019

La semana pasada la plaza de María Pita se vestía de gala para la inauguración oficial de la Navidad con el encendido de luces y la novedad de poder asistir a un video mapping en la fachada de la sede consistorial. El gran precedente, aunque no fuese el primero de la historia de A Coruña, fue el de la Torre de Hércules el pasado 29 de junio.

Un acontecimiento en A Coruña que gustó tanto que tuvo que repetirse al día siguiente. El telón era inmejorable y el motivo de la celebración de su décimo aniversario como Patrimonio de la Humanidad lo merecía. Asimilado el impacto de aquel espectáculo, el concello no dudó en sorprender a los coruñeses con un nuevo video mapping estas Navidades enfocado a un público infantil pero que gustó por igual a mayores y pequeños.

Video mapping navideño en María Pita (Concello da Coruña)

Según estimaciones del Concello, cerca de 50.000 personas vieron el video mapping navideño de A Coruña ya que a cada uno de los 10 pases de proyección que hubo el viernes y el sábado pasado, asistieron entre 4.000 y 5.000 personas. Nuevamente, el espectáculo audiovisual resultó un éxito.

Los retos del video mapping en la Torre de Hércules

El video mapping del pasado mes de junio marcó un antes y un después. Todo fue fruto de un gran trabajo en el que participó la empresa adjudicataria, Acciona, y también un equipo del concello para que todo saliese rodado. Fueron varias las entidades colaborador as con ocasión del décimo aniversario de la Torre de Hércules como Patrimonio de la Humanidad, desde Xacobeo 21, hasta la autoridad portuaria.

Un homenaje a la historia de la Torre de Hércules con un relato en el que un marinero dialogaba con el monumento y que resultó espectacular.

Hubo personas que se quedaron sin poder llegar a verlo y fueron miles se acercaron a contemplar el espectáculo en vivo y en directo; otros muchos los compartieron a través de redes sociales. No se dejaba de preguntar si se repetiría el acontecimiento de luces, colores e historia.

Alexis Arce, que participó en la coordinación del acontecimiento desde el Concello de A Coruña, relata a Quincemil el reto que supuso su organización. "Hubo dificultades técnicas, la peor de las previsiones era que soplaran rachas de viento. La fortuna quiso que hasta el miércoles siguiente no se produjeron rachas de viento superiores a la fuerza cinco. De haber hecho viento el día de la celebración hubiese impedido el desarrollo del espectáculo por el riesgo de caída de las torres donde se ubicaban los focos".

Otro de los retos fue el medioambiental. Durante la celebración del décimo aniversario de la Torre de Hércules se puso el foco en la conservación del entorno natural de la construcción histórica, por lo que la celebración de este homenaje audiovisual "debía ser algo muy respetuoso con ese entorno al que se estaba pidiendo, precisamente, conservar", indica Alexis.

Además, "hubo que tener precauciones de que no se afectase al cometido habitual de la Torre en tanto que faro", evitando así distraer a los marineros que lo siguen usando como guía. Ahora que el entorno ha sido declarado espacio natural de interés local (ENIL) parece difícil que pueda repetirse el despliegue de medios que requiere un nuevo video mapping allí.

La celebración de una década como Patrimonio Nacional bien merecía un espectáculo así, y aunque no vuelva a existir una excusa de tanta envergadura, lo que ya está claro es que el gusanillo del video mapping ya ha picado en la capital herculina.

Vivir