El Español
Actualidad
|
A Coruña

A Coruña abre hoy tras 119 días sin poder sobrepasar Arteixo o Cambre

El 30 de octubre la Xunta decretaba el cierre perimetral de A Coruña y Arteixo, al que después se sumarían otros concellos del área; pero desde el 15 de enero la ciudad permanece cerrada de manera individual. Durante todo este periodo, solo se permitió la movilidad unos días en navidades para ver a la familia
Vista aérea de A Coruña.
Quincemil
Vista aérea de A Coruña.
Ofrecido por:

El 30 de octubre quedó marcado el calendario de los coruñeses. Y es que ese día la Xunta anunciaba el cierre perimetral de los ayuntamientos de A Coruña y Arteixo. Este cierre, que fue comunicado apenas unas horas antes de que entrase en vigor para evitar los desplazamientos por el puente del 1 de noviembre, llega hoy a su fin. Esta madrugada comienza la desescalada en Galicia, que, aunque con limitaciones, recupera la movilidad.

119 días han pasado desde ese 30 de octubre, una jornada que, sin llegar a imaginarlo, marcaría un antes y un después en la vida de los coruñeses. Desde ese día, los habitantes de la ciudad viven con restricciones de movilidad. Restricciones que en cuatro meses pasaron por diferentes fases.

El primer cierre anunciado fue conjunto con Arteixo, al que después, el 7 de noviembre, se sumarían los municipios de Cambre, Culleredo y Oleiros, aunque este último pronto se descolgó y quedó liberado. Durante meses, los ayuntamientos de A Coruña, Cambre, Culleredo y Arteixo compartieron cierre perimetral: los habitantes de estos municipios solo podían desplazarse entre ellos.

Llegó la navidad y la Xunta levantó la movilidad de manera excepcional para permitir visitar a familiares durante las fiestas navideñas. Pero los desplazamientos únicamente se pudieron realizar entre los días 23 y 25 de diciembre, 30 de diciembre y 1 enero y, por último, el día 6 de enero.

Tras la excepcionalidad de esos días en los que hubo quien aprovechó la "libertad" de movilidad para tomar el turrón con sus familiares, regresaron las restricciones. Y lo hicieron, además, con mayor contundencia. La tercera ola del coronavirus ya se asomaba, agudizada por la interacción social durante las navidades, y esto obligaba a endurecer las medidas de contención del virus. ¿Cómo? Cerrando los municipios de manera individual.

El 15 de enero la ciudad de A Coruña quedaba cerrada perimetralmente de manera individual, es decir nadie podía entrar ni salir de la ciudad sin causa justificada. Y esta es la situación que llevan viviendo los coruñeses (y otros muchos gallegos) en los últimos 40 días, pero este cierre ya tiene las horas contadas: hoy entra en vigor las nuevas medidas de la Xunta, que suponen cierto alivio en las restricciones.

Para empezar, se recupera la movilidad, aunque con matices. Y es que, debido a la presión en las UCIS que todavía soporta el hospital de A Coruña, la Xunta mantendrá cerrada perimetralmente el área sanitaria coruñesa. ¿Qué significa esto? Pues que al igual que ocurrió con los cierres anteriores, nadie puede entrar ni salir del área sin causa justificada.

El éxodo a Costa da Morte en fin de semana

Pese a que todavía no hay plena libertad de movimiento, la mejoría de la situación del coronavirus permite que poco a poco se vayan recuperando ciertos derechos. Por el momento, los coruñeses solo podrán desplazarse a un número limitado de municipios, que son: Oleiros, Arteixo, Culleredo, Cambre, Sada, Carral, Abegondo, Oza-Cesuras, Sobrado, Vilasantar, Coirós, Bergondo, Paderne, Betanzos, Irixoa, Miño, Vilarmaior, A Laracha, Coristanco, Cabana de Bergantiños, Zas, Laxe, Vimianzo, Camariñas, Dumbría, Muxía, Cee, Fisterra, Cerceda, Aranga, Carballo y Malpica.

Este cierre perimetral del área sanitaria coruñesa podría levantarse en la segunda semana de marzo, según las estimaciones de la Xunta. Si finalmente se cumplen la previsiones, en dos semanas, los coruñeses podrían disfrutar de mayores libertades de movimientos. Por ahora, los límites los marca el área sanitaria.

Este levantamiento de las restricciones ya ha animado a muchos a organizar una escapada de fin de semana. Ya hay hoteles en la zona de la Costa da Morte que tiene un 50% de ocupación para estos próximos días. Y es que, después de 119 días cerrados, hay ganas de alejarse de la ciudad. Pero hay que seguir actuando con prudencia, la situación puede empeorar y tener que retroceder en las restricciones. Así que, cuidémonos.

Actualidad