El Español
Vivir
|
Gastrosantiago

A Carrilana: versatilidad y calidad en el casco viejo compostelano

En junio de 2019, Natalia y Javi tomaron el relevo de este emblemático establecimiento para darle vida así a uno de los locales más animados de la capital gallega
Natalia Devesa (responsable de A Carrilana junto con Javi) en la terraza del local.
Natalia Devesa (responsable de A Carrilana junto con Javi) en la terraza del local.

Contenido patrocinado

Durante muchos años, la plaza de San Paio de Antealtares en Santiago de Compostela fue el punto de salida de las carrilanas (un tipo de carruaje antiguo) en dirección a A Coruña. En el año 1994, la vieja estación de carrilanas de Compostela se reconvirtió en cafetería que heredó el nombre de este transporte: A Carrilana.

Hace poco más de año y medio, Natalia y Javi emprendieron esta aventura hostelera con la idea de hacer de este icónico local un lugar ecléctico en el que todo el mundo se sintiese cómodo. “Aquí es frecuente que coincida un matrimonio tomando un café con una tarta y un par de mesas más allá, su hija con las amigas tomando unas copas y bailando”, comentan Natalia y Javi contentos por haber conseguido crear un espacio de encuentro entre generaciones.

Otro de los objetivos era conseguir hacer de A Carrilana un lugar al que poder ir en cualquier momento del día. Esto lo lograron acogiendo a sus clientes en un café-bar agradable y ofreciéndoles cartas modernas que varían según la franja horaria: desayunos, brunch, vermús, bowls, pokes, meriendas, cócteles… todas las opciones compuestas por productos de calidad y servidas con presentaciones instagrameables. Natalia y Javi no paran de innovar, de hecho, han sido de los primeros en ofrecer pokes en la ciudad. Además, también son detallistas, solo hay que visitar el local o ver las fotos de su Facebook e Instagram para comprobarlo. Cabe destacar que todos los envases de los envíos a domicilio son reutilizables: “No queríamos enviar los zumos de frutas frescas recién exprimidos en vasos de papel”; uno más de los infinitos detalles que tanto gustan a la clientela.

Ejemplo de Brunch a domicilio para dos: café, leche, zumos naturales, yogures, tostas de jamón y de aguacate, tartas tres chocolates veggie y de zanahoria.

A Carrilana, cuenta con un equipo imprescindible de doce personas que se encargan de hacer funcionar este negocio con una calidad exquisita: repostería casera diaria, zumos recién hechos, cocina abierta todo el día… y un trato excepcional. “La atención al cliente es imprescindible para nosotros; nos gusta conocer a nuestros clientes, escucharlos, y que quieran repetir”, explica Natalia.

Gracias a, entre otras cosas, ese trato, A Carrilana goza de una muy buena reputación: “a nuestros clientes les gusta vernos bien, y ahora con esta situación nos animan, nos escriben… es asombroso, prácticamente son amigos”, comenta Javi. La mayoría de estos clientes son picheleiros (gentilicio de los compostelanos), pero también tiene un papel importante, y divertido, el turismo: “Una vez llegó al bar un turista asiático y nos enseñó desde su móvil lo que quería: era una foto de nuestra famosa tosta de aguacate con huevos Benedict”, se ríe Javi.

Los desayunos para coger energía a primera hora del día y los brunch entre amigos a media mañana son estampas matutinas y cotidianas aquí. Después, bien entrado el mediodía, los pokes y buddhas se hacen protagonistas para aquellos que buscan saciar el apetito antes de las meriendas, dulces y saladas, de las tardes. Además, A Carrilana es un punto de referencia y de visita obligada en la noche santiaguesa. Por eso, cuando empieza a caer la tarde, un amigable ambiente se reúne en el local para disfrutar de una mezcla musical para todos los gustos, acompañada de sus famosas cervezas de importación o combinados exquisitos, servidos junto con picoteos deliciosos, como pequeñas macedonias o golosinas.

Cócteles acompañados de frutas en A Carrilana

Todo esto, claro, antes de las restricciones causadas por la Covid-19. Actualmente, A Carrilana se encuentra cerrado al público. “Volveremos a todo eso, estaremos aquí para recibir con los brazos abiertos a nuestros clientes de siempre y a los nuevos, cuando todo esto pase”, afirman, optimistas, Natalia y Javi.

Mientras esperamos a que uno de los lugares estrella de la ciudad pueda volver a la normalidad, podemos disfrutar de sus famosos brunch, desayunos y pokes para recoger en el local o enviados a domicilio desde el siguiente enlace https://acarrilana.com/es/inicioes/

¡Síguenos en Facebook!
Vivir