El Español
Vivir
|
Escapadas

10 espacios naturales de Costa da Morte que tienes que conocer

Es una de las zonas más atractivas del litoral coruñés, en la que se suceden cabos, faros y pueblos con esencia marinera. Te presentamos los 10 espacios naturales que no te puedes perder en una ruta por la recortada Costa da Morte.
Cementerio dos Ingleses  turismo.gal
Cementerio dos Ingleses turismo.gal
Ofrecido por:

La Costa da Morte es uno de los pocos lugares a los que podemos desplazarnos los coruñeses con las restricciones de movilidad actuales. Es un pedazo de costa muy abrupta y vinculada a la pesca y el marisqueo, pero también se asocia a los graves accidentes marítimos acaecidos en ella a lo largo de la historia: es el tramo marítimo con más naufragios del mundo

Ya hemos hablado de los 10 pueblos más pintorescos de Costa da Morte y hoy te presentamos aquellos 10 espacios naturales que consideramos imprescindibles en una ruta por Costa da Morte: cabos, playas, miradores y cascadas. 

1. Punta Nariga, Malpica

Punta Nariga  turismo.gal

En Barizo, a unos 11 km de Malpica en coche por la carretera DP-4307, encontramos uno de los paisajes más bonitos de esta costa. El entorno de Punta Nariga es fascinante para visitar, tanto en verano como en invierno, ya que ofrece constantes cambios de luz que hacen las delicias de aficionados a la fotografía y que contentan a los más exigentes coleccionistas de atardeceres

Aquí se alza el faro más moderno de Galicia, construido en 1995 y cuya base simula la proa de un barco internándose en el océano. 

2. Faro Roncudo, Corme

Faro Roncudo  turismo.gal

De gran simplicidad y con sólo 11 metros de altura, el de Roncudo no es el faro más bello pero sí está en uno de los enclaves de Costa da Morte que hay que ver. El nombre de este cabo procede del ruido ronco que hace el mar al golpear con fuerza en los acantilados

Desde él se puede contemplar una buena panorámica de la Ría de Corme e Laxe

3. Mirador do Monte Branco, Ponteceso

Monte Branco  turismo.gal

El Monte Branco cierra el estuario del Anllóns justo donde el río busca la salida al mar. Es uno de los mejores observatorios naturales para ver al completo la pequeña Ría de Corme e Laxe, la Punta de O Roncudo y el Monte A Insua, así como los acantilados que los rodean, las playas y el gran arenal de O Medio, conocida como A Barra.

4. Praia e Lagoa de Traba, Laxe

Praia e Lagoa de Traba  turismo.gal

Llegamos a otro de los espacios de ineludible visita en Costa da Morte: el Espacio Natural de Traba, formado por una extensa playa de casi dos kilómetros de longitud, que se extiende entre la Punta de Arnado y la Punta de Traba, un amplio cordón dunar y una laguna natural. 

Es uno de los lugares más visitados del municipio de Laxe, rodeado de una flora muy variada y frecuentado por numerosas aves que han convertido Traba en una auténtica reserva ornitológica y un paraíso para la observación de aves en su hábitat natural. 

5. Praia de Trece, Camariñas

Praia do Trece  turismo.gal

En este extenso arenal virgen a los pies del Monte Branco se encuentra una de las curiosidades naturales del municipio de Camariñas: la Duna de Monte Branco. Esta enorme formación dunar se ha ido moldeando a lo largo de miles de años debido a la acción del viento, que con su fuerza va empujando la arena ladera arriba, hasta culminar en este peculiar fenómeno: una de las dunas rampantes más grandes de Europa, que ha llegado a alcanzar los 150 metros de altura. 

Muy próximo a la playa, otro de los lugares destacados de Costa da Morte, el Cementerio de los Ingleses, muy representativo de los numerosos naufragios que se han sucedido en este litoral en los últimos siglos. El 10 de noviembre de 1890 se accidentaba junto a la Playa de Trece el acorazado HMS Serpent, que había partido dos días antes desde Plymouth con destino a Sierra Leona. De sus 175 tripulantes fallecieron casi su totalidad, 172, que fueron enterrados en ese mismo lugar por los vecinos de la zona. 

6. Cabo Vilán, Camariñas

Cabo Vilán  turismo.gal

El Cabo Vilán, situado a sólo 3,5 km del núcleo de población de Camariñas, señala uno de los tramos marítimos más complicados y peligrosos de Costa da Morte, pero también de los más bellos. Este punto fue declarado de Interés Nacional ya en 1933 por lo increíble de sus acantilados y su gran faro construido a 125 metros de altitud. 

Ni el parque eólico que hay en sus inmediaciones ni la poco estética piscifactoría que se encuentra junto al faro logran restar ni un ápice de belleza a este imprescindible rincón de la costa coruñesa. 

7. Praia da Langosteira, Fisterra

Praia da Langosteira  turismo.gal

Las playas de Costa da Morte suelen ser amplias pero también ventosas, al estar expuestas a mar abierto, como el caso de la Praia do Mar de Fóra en Fisterra. Sin embargo, la Praia da Langosteira es más resguardada que la anterior. Ocupa casi 2 kilómetros de litoral y es uno de los arenales más turísticos de Costa da Morte. 

Es una playa de aguas limpias y cristalinas, perfecta para pasar el día en familia, y se encumbra como una de las playas más bonitas de Galicia. 

8. Cabo Fisterra, Fisterra

Cabo Fisterra  turismo.gal

Si hay una cosa que no te puedes perder en una ruta por Costa da Morte es visitar el famoso faro de Fisterra, situado en el cabo del mismo nombre, el Cabo Fisterra. En él creían los romanos que se situaba el fin del mundo conocido (finis terrae) cuando en su conquista de la antigua Gallaecia contemplaron con asombro como el sol desaparecía “tragado” por el océano.

Junto al faro hay una cafetería y un hotel, O Semáforo, donde disfrutar de una de las panorámicas más especiales y con más encanto de toda la costa gallega. 

9. Fervenza y Mirador, Ézaro

Mirador do Ézaro  turismo.gal

Es uno de los puntos más visitados de Costa da Morte y protagonista de una de esas curiosidades de Galicia que nos gusta atesorar. La Fervenza do Ézaro se nutre del caudal del Xallas hasta su tramo final, en el que el río se arroja con fuerza al mar, formando un fenómeno poco usual: es el único río de Europa que desemboca en el mar en forma de cascada. 

Tras contemplar el espectáculo natural hay que subir al Mirador do Ézaro, en un ascenso que recuerda a un duro puerto de montaña, no en vano ha formado parte de la Vuelta Ciclista a España, como atestigua el monumento que encontramos en su cima. En el mirador disfrutaremos de una panorámica impactante de la playa y el pueblo de Ézaro. 

10. Praia de Carnota

Praia de Carnota  turismo.gal

Tiene el honor de ser el arenal más extenso de Galicia con sus más de 7 kilómetros de punta a punta pero además es uno de las más bonitos, dominando la costa de Carnota con su perfecta forma de media luna. Si te gustan las playas inalteradas por la mano del hombre, Carnota es la tuya. 

Precedida de una laguna protegida por una pasarela de madera que nos conduce hasta la arena, la Playa de Carnota es espacio preservado y como tal se conserva virgen, sin ningún tipo de servicios y eso es, precisamente, lo que hace de ella un lugar tan especial. 

Otros espacios naturales de Costa da Morte

En nuestra lista son todos los que están, pero faltan muchos puntos de Costa da Morte dignos de incluirse en cualquier recorrido por este magnético litoral coruñés. 

Como las Illas Sisargas, las playas de Laxe y Soesto, el estuario del Río Anllóns, la Rutas dos Batáns do Mosquetín o la Ruta dos Dólmenes en Vimianzo, el Refuxio de Verdes en Coristanco, la playa de Nemiña y el entorno del Santuario da Virxe da Barca en Muxía, la Praia do Rostro en Fisterra y muchos más. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir