Este curso será el punto y final de la oferta del Máster en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía, después de nueve ediciones, de la Universidad de Valencia. De este modo, la universidad valenciana sigue los pasos de la UB catalana, que hace justo un mes tomó la misma decisión.

Noticias relacionadas

La razón para tomar la decisión, según nos dicen, es la “falta de evidencia científica”. Sin embargo, lo cierto es que, aunque parece que ahora el peso inexorable de la evidencia científica ha roto el saco que sostenía y hacía viable al máster, la evidencia en contra (y la falta de evidencia a favor) ha estado ahí durante los nueve años en los que se ha impartido el curso. Tanto es así, que hasta el mismo Ministerio de Sanidad de nuestro país se pronuncia de forma que deja claro que la homeopatía nunca ha demostrado su eficacia en ninguna situación clínica.

Por su parte, en una intentona de escalar el muro de fondo del callejón sin salida en que se encuentran, los representantes de la Asamblea Nacional de Homeopatía han presentado su propia y pretenciosa efeméride: el “Día Internacional de la Homeopatía“, debido a que, según dicen: “es una realidad social y médica en España“. Por supuesto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) no reconoce esta conmemoración del nacimiento del inventor de la homeopatía, Samuel Hahnemann, y se conforma con dedicar un día al año a verdaderos merecedores como los donantes de sangre.

“Papá, me he equivocado”: Las terapias homeopáticas matan

reiki

Papá, me he equivocado“. Con esta frase, un chaval que acababa de estrenar la veintena iba, asimismo, a despedirse de ella, de su padre y de su vida. ¿El motivo?, que, por un caso de intrusismo charlatán, el joven decidió abandonar las terapias científicas para tratar su leucemia recién diagnosticada con vitaminas, entre otras cosas. En definitiva, terapias homeopáticas.

Julián, el padre del joven Mario, empezó por interponer una denuncia al curandero. Aunque con ciertas trabas iniciales, Julián acaba de recibir la noticia de que la Audiencia Provincial valenciana ha dado orden de reabrir el caso para que, como mínimo, se procese al hechicero por un “delito de intrusismo”. Hablamos, no podemos dejarlo pasar, de una persona que se definía como terapeuta experto en medicina natural y ortomolecular, que aconsejaba unas veinticinco pastillas por día a Mario, que saqueó unos cuatro mil euros a sus padres (en negro, por supuesto) y que interfirió con la medicina real al prescribir sustancias tales como hongos y alcohol.

¿Hasta cuándo serán consideradas inocuas las terapias homeopáticas?

Ciencia vs pseudociencia

Es una pregunta de difícil respuesta, pero eso no ha frenado a Julián en su decisión de dar a conocer cómo de negativas son estas terapias mal llamadas naturales. La prueba está en la asociación creada por él mismo llamada APETP, o Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, en la que trabaja codo con codo con divulgadores, activistas y especialistas de la ciencia médica, todo ello para que no se repita lo que sucedió con su hijo, que tan bien explica de este modo:

“Es doloroso saber que tuvo una oportunidad tan clara de salvarse… A mi hijo lo ha matado la incultura científica”.

“Papá, me he equivocado”, decía Mario, cuando veía que todo llegaba a su fin. “No te has equivocado, hijo, te han mareado”, respondía su padre con magnanimidad antes de emprender una lucha contra aquellos chamanes y curanderos que guardan el maletín bajo la túnica y la cámara oculta en la bola de cristal.

Fuente: El País