El fabricante de aviones Airbus ha presentado una patente de lo más prometedora: naves comerciales capaces de volar a 4.5 veces la velocidad del sonido.

Noticias relacionadas

La tecnología en los aviones ha evolucionado bastante en los últimos años, así como la propia capacidad de los mismos, sin embargo siguen siendo necesarias horas y horas para cruzar el charco e ir a la otra parte del mundo.

Airbus, que hace muy poco presentó sus nuevos aviones eléctricos E-Fan y poco antes vimos sus ideas para eliminar el ruido y la contaminación de estos transportes, ha patentado ahora un avión supersónico.

En concreto, la solicitud de patente de Airbus habla de un “vehículo aéreo ultra-rápido y un método relacionado de la locomoción aérea”, en la que los ingenieros Marco Prampolini y Yohann Coraboeuf han desarrollado un proyecto que sobre el papel parece factible para poder construir un avión de pasajeros que alcance 4.5 veces la velocidad del sonido.

airbus-supersonico

Esto es, un avión que alcanza Mach 4.5 y que por tanto sería un avión supersónico casi a las puertas de la clasificación como hipersónico (esto es a partir de Mach 5.0).

Si un avión de ese tipo fuese construido y pudiese alcanzar dichas velocidades, estaríamos hablando de realizar trayectos como un vuelo de Nueva York a Londres en sólo una hora, o cruzar el Pacífico para ir desde Los Ángeles a Tokio en 3 horas. Una pasada.

Podría cruzar el Pacífico en 3 horas a 4.5 veces la velocidad del sonido

Uno de los obstáculos a los que se enfrentan es a las “explosiones” de sonido que se producen al romper cada barrera y que seguro no sentarán muy bien a los pasajeros, pero desde Airbus dicen que también han pensado en ello y la aerodinámica de este avión limita esas “molestias”.

¿Cómo consiguen esa velocidad? mediante la combinación de diferentes motores, desde los usados en cohetes para el despegue vertical, junto con otros 2 turborreactores que actuarían en la fase de inicio y dos más para alcanzar Mach 4.5 a más de 100.000 pies de altura.

Por supuesto, no deja de ser una patente y no vamos a ver un avión comercial (o militar con la misma tecnología) a corto plazo, pero es un proyecto más en el que está involucrado Airbus y que quizá veamos en el futuro, como la constelación de satélites que quiere crear para cubrir la Tierra con Internet.