No hay duda de que los avances en tecnología son beneficiosos para todos, aunque en ocasiones no son aplicados como nos gustaría, otras permiten mejorar la vida de personas enfermas.

Noticias relacionadas

El último ejemplo lo tenemos en la reutilización de un sensor Kinect para ayudar a pacientes de Parkinson. Uno de los síntomas que suele estar asociada a esta enfermedad es la parálisis o bloqueo de la marcha, de manera que los músculos “se congelan”, quedando totalmente inmóviles.

En el mejor de los casos la persona se mantiene en el sitio, pero las caídas al suelo suelen ser muy frecuentes. Las investigaciones han demostrado que las señales visuales ayudan a los pacientes a continuar la marcha, desbloqueando los músculos.

Kinect para pacientes de Parkinson

Kinect-2

Además, en el peor de los casos, con la caída del paciente al suelo, el sistema detectaría el accidente e iniciaría una videollamada a un contacto de emergencia para solicitar ayuda.

Al montar el proyector láser en el techo y cargar con él la persona, puede cubrir todo el área de una habitación y emitir líneas en cualquier dirección. El proyector ya ha pasado su fase conceptual y próximamente comenzarán las pruebas con pacientes reales.