Como ya sabéis, las enfermedades cardiovasculares son actualmente la primera causa de muerte en todo el mundo, seguidas de cerca por el cáncer y las enfermedades infecciosas. Por tanto, siempre viene bien intentar prevenir, y si es mediante algunos conceptos para regular mejor nuestra dieta mucho mejor. Por ello hoy os traemos los mejores, y los peores, alimentos para cuidar vuestro corazón (o para evitar, según convenga).

Noticias relacionadas

Los mejores alimentos para cuidar nuestro corazón

Las nueces:

Los frutos secos en general son una gran fuente de proteínas y grasas poliinsaturadas, por lo que ayudan a aumentar el colesterol HDL (bueno) y disminuir el LDL (malo). Pero las nueces juegan en una liga a parte, pues no solo cuidan de nuestro corazón, sino que también ayudan a prevenir la diabetes (e indirectamente los problemas cardíacos) y mejoran la calidad del esperma en los hombres.

Finalmente, cabe destacar que los frutos secos en general son ricos en arginina, un aminoácido que ayuda a la producción de óxido nítrico, responsable de la dilatación de los vasos (mejorando así la tensión arterial).

Los frijoles:

Según un reciente estudio, las personas que comen legumbres tienen un un riesgo un 22% menor de desarrollar una enfermedad cardíaca que aquellos que rara vez las consumen. En el caso de los frijoles contienen gran cantidad de proteínas y fibra, además de otros elementos como el ácido fólico o vitamina B9, responsable de mantener un tipo de anemia (si nos falta, se produce la anemia, aunque es bastante rara).

Chocolate:

Como ya os contamos hace un tiempo, el chocolate lejos de tener que ser expulsado de nuestra dieta es un gran alimento para evitar las enfermedades cardiovasculares. Su elevado contenido en flavonoides (metabolitos que ayudan a una buena circulación sanguínea y unas arterias flexibles) y polifenoles (antixodantes que reducen la inflamación y la arteriosclerosis) hacen del chocolate un gran alimento contra las enfermedades cardíacas. Eso si, OJO, pues esto solo se da con el chocolate negro y lo más puro posible (70% de cacao o superior).

Los peores alimentos para cuidar nuestro corazón

Azúcares añadidos

Como ya os comentamos en un reciente artículo donde reflexionamos sobre el azúcar, su exceso puede llevar a múltiples enfermedades, entre ellas las cardíacas, ya que aumenta la tensión arterial, los niveles de trigliceridos en sangre y la obesidad, además de lesionar las arterias si el exceso de azúcar sanguíneo se mantiene. Su consumo debe limitarse a un 5% de las calorías diarias según ha anunciado recientemente la OMS, por tanto habrá que tenerlo bien a raya, por el bien de nuestra salud.

Grasas 

OJO, porque hablamos de grasas procesadas como las grasas trans, aunque actualmente está en debate si las grasas saturadas son menos malas como creíamos, pero están en cierto debate las grasas insaturadas. Por el momento, respecto a las cantidades recomendadas en las grasas saturadas o insaturadas, deberemos esperar a nuevos estudios por si hay que modificar los actuales porcentajes. Hasta que llegue ese momento, por lo que sabemos las grasas insaturadas le sientan mejor a nuestra salud que las saturadas, pero estad atent@s.

Sal

La sal, junto al azúcar, es otro de los males de nuestro tiempo. Sin percatarnos, el exceso de sal se encuentra en muchísimos alimentos que ni siquiera nos plantearíamos, y si además vamos echándole sal a todo la cosa se complica. Ya os explicamos en una ocasión que tomar la mitad de sal es tan bueno como dejar de fumar para nuestro organismo, pues esta sustancia en exceso es un factor de riesgo para padecer hipertensión arterial, lo cual puede derivar en un infarto cardíaco. Lo más recomendable es usar cada vez más especias en lugar de la sal, así evitamos sobrepasar los límites recomendables y además notaremos un gusto más variado en nuestros alimentos.