Cuando entraron a escena servicios como Megaupload, la gente empezó a migrar de servicios como el BitTorrent a las descargas directas. Sin embargo, los torrent siguen más que vivos, y ejemplos como YIFY-Torrents (ahora llamada YTS después de un cambio reciente de propietarios) nos lo demuestran.

Empezó el año 2014 siendo el quinto sitio de torrents más utilizados, y actualmente 10 millones de usuarios estarían utilizando el servicio cada mes. El cómo conseguir que todo funcione sin caerse era hasta ahora desconocido, pero en TorrentFreak han conseguido hablar con uno de los desarrolladores de la página y resolver unas cuantas incógnitas sobre el funcionamiento del sitio.

No hacer a los usuarios esperar…

En YTS tienen una premisa a la hora de diseñar el sitio web: el margen que debe tener una página web debe de ser entre 1 (la tarea del usuario no se ve interrumpida) y 10 (el límite en el que el usuario pierde el interés directamente y empieza a hacer otras cosas o se va) segundos. La mayoría de desarrolladores web apuntan a ese margen de tiempo, pero sólo el 5% consigue. Y el objetivo de YTS es no perder el interés del usuario en ningún tiempo, consiguiendo unos tiempos de carga lo más ajustados posible.

… gracias a SPDY de Google

Para los que no conozcáis SPDY, se trata de un protocolo de red desarrollado por Google similar al HTTP, que reduce la latencia de carga de las páginas web y mejora la seguridad de la web. Todos los navegadores actuales soportan este protocolo a la hora de transportar contenido web, y aunque el usuario no sea capaz de notar el cambio a simple vista, la infraestructura de red se ve muy mejorada respecto a velocidad y seguridad, lo cual se traduce en que se esta más cerca de conseguir el objetivo de reducir los tiempos de carga al utilizar SPDY en comparación a otros protocolos.

Seguridad duplicada

yts-ssl

Es innegable que todos los anuncios de la NSA recientes han despertado una pequeña paranoia en muchos internautas en el sentido de que temen que agencias como la NSA tengan acceso a todos y cada uno de sus datos en la nube. Anteriormente YTS utilizaba claves RSA de 2048-bit, teóricamente seguras y sin fisuras conocidas hasta el momento.

Pero para asegurarse de que estaban a salvo de técnicas que podrían no estar conocidas por el público han doblado el tamaño a los 4096-bit. Esto significa que la cantidad de tiempo necesaria para romper el cifrado ha pasado a ser de 2³² veces más (si ya eran suficientemente seguras, podéis imaginaros que ahora lo son muchísimo más). Además uno de los detalles de los que el desarrollador se siente orgulloso es que se puede certificar que YTS es más seguro que Google, estando entre el top 3% de páginas más seguras de Internet.

Dos niveles de red: Edge e interna

NetworkDiag1

Y uno de los secretos para conseguir que todo vaya tan rápido y sea tan seguro es que existen dos redes que interactuan entre sí: la más externa y la que conoce el usuario llamada Edge, y luego una interna en la que todo sea más anónimo y seguro.

Por una parte tenemos Edge, que es la red de servidores que trata con los usuarios. Esta compuesta por multitud de servidores de todo el mundo ejecutando Nginx y proxies, y son los servidores que ve el usuario cuando entra a YTS. Su misión es servir de proxies para la red interna, de tal forma que se alcancen tres objetivos: al tener un montón de servidores Edge en todo el mundo los usuarios se podrán conectar más rápido al estar más cerca de uno, la seguridad sera mayor al poder mitigar mejor cualquier ataque venga de donde venga, y de esta forma los servidores que componen la red interna nunca tocan Internet de manera directa, de tal forma que jamás se puedan localizar.

Estos servidores que componen la red interna son dos: 16 núcleos cada uno capaces de procesar todo el tráfico que recibe la página. Toda la infraestructura clave se mantiene en un sólo lugar por comodidad, y este lugar permanece en secreto y es imposible de localizar gracias a que la red de servidores Edge se interpone en medio a modo de proxy. De esta forma se garantiza su seguridad y anonimato.

De todas formas, todo esto no es más que el comienzo: buscan formas de mejorar más todavía la experiencia de usuario, y para ello van a probar en las próximas semanas a jugar con las configuraciones DNS para tratar de bajar más aún el ping de cada conexión. Esperemos que la jugada les salga bien, y podamos volver a comentar cosas positivas sobre ellos en el futuro.

Fuente | TorrentFreak

Noticias relacionadas