Hay noticias que son solo cuestión de tiempo tener que escribirlas, noticias que son tan obvias que estás tentado de escribir el artículo y simplemente publicarlo cuando finalmente ocurra. Algo así ha pasado con la noticia que ha explotado hace apenas un par de horas: Microsoft compra Nokia.

Noticias relacionadas

El acuerdo, por 5440 millones de euros, garantiza varias cosas: La primera, que Microsoft consigue prácticamente todas las pertenencias de Nokia, incluidas la enorme cantidad de patentes que ha atesorado con el paso de los años en el desarrollo de teléfonos móviles. Esto incluye también 32000 trabajadores en todo el mundo.

Segundo que, curiosamente, una de las partes que Microsoft no ha comprado es el nombre “Nokia”, que se seguirá usando en teléfonos orientados a la gama baja en países en vías en desarrollo (los famosos “ladrillos”). Las secciones de desarrollo, telecomunicaciones y mapas siguen perteneciendo a Nokia, por lo que no sería de extrañar que la compañía finlandesa pasase a convertirse en una compañía de servicios con la aplicación de mapas HERE como su mejor producto de cara al público. Pero lo tendrá que hacer con un nuevo CEO, ya que la persona que ha llevado a la compañía a esta situación, Stephen Elop, ha dejado el cargo a Risto Siilasmaa, que tendrá que organizar lo que queda de la empresa hasta que se planteen una dirección.

Pero el resultado mas importante es que con este movimiento Microsoft se mete de lleno en la fabricación de smartphones y otros dispositivos móviles, al mas puro estilo Apple. Ahora controla tanto la parte de software (Windows Phone) como la de hardware, en un movimiento que, pese al pequeño tamaño de ambas partes en el mercado, puede dar lugar a un cambio importante en un panorama dominado por iOS y Android. O al menos eso le gustaría a Microsoft.

Fuente | Arstechnica