Ejecutan al líder islamista bangladesí Quasem Alí por crímenes de guerra

Fue condenado por asesinatos y tortura durante la guerra de 1971

El líder islamista Mir Quasem Alí, miembro del comité ejecutivo y financiero del principal partido religioso de Bangladesh, Jamaat-e-Islami (JI), fue ahorcado este sábado tras ser condenado por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra de independencia de 1971.

El sexagenario preso era un notable empresario con negocios en la banca y medios. Los familiares de Quasem Alí consideran el acto un "asesinato judicial" ya que los cargos presentados en su contra "eran totalmente falsos".

El martes, el Tribunal Supremo rechazó un recurso de apelación del condenado, el quinto líder de JI ejecutado hasta el momento, y mantuvo la pena capital por asesinato y de prisión por otros cargos, como secuestros y torturas.

Quasem Alí lideró en 1971 la milicia paramilitar propaquistaní Al-Badr en la segunda ciudad bangladesí, Chittagong, donde, según el tribunal, estableció centros de torturas durante la guerra que terminó con la independencia de Pakistán.