Una mujer durante un tratamiento de mesoterapia.

Una mujer durante un tratamiento de mesoterapia. iStock

Moda y Belleza

Mesoterapia: qué es y cuál es el mejor tratamiento

Se trata de una técnica empleada para inyectar vitaminas y enzimas, y que tiene multitud de aplicaciones en todo el cuerpo.

22 septiembre, 2022 18:02

La mesoterapia es una técnica que se usa para inyectar vitaminas, enzimas, hormonas y extractos de plantas, y puede usarse no solo como tratamiento facial, sino también corporal y capilar.

Fue desarrollada por el doctor francés Michel Pistor, en 1952, quien definió la mesoterapia como "el procedimiento terapéutico que se inyecta directamente en la zona concreta, con agujas muy finas y cortas, en el lugar justo del dolor o donde sea la dolencia".

Es un tratamiento totalmente localizado que se desarrolló solo para tratar el dolor, no como podemos conocerla ahora.

[Todo lo que debes saber de la celulitis y tres tratamientos que te ayudarán a eliminarla]

En 1964, se fundó la Sociedad Francesa de Mesoterapia (SFM). En 1983, desarrolló la mesoperfusión, un tipo de mesoterapia que no requiere inyección y más tarde, en 1998, llegó la micromesoterapia.

¿Qué puede tratar?

Aunque el doctor Pistor desarrolló la técnica para tratar el dolor, como es un tratamiento localizado en la zona necesaria, actualmente puede usarse para cualquier otro tratamiento que se precise. Dependiendo de los productos que vayamos a usar o inyectar, se puede emplear para los siguientes casos:

  • Reducir zonas grasas y celulitis corporales, como el estómago, rodillas, tobillos, piernas, brazos o la misma cara.

  • Líneas finas y arrugas en cara y cuerpo.

  • Flacidez cutánea.

  • Manchas de la piel.

  • Problemas de alopecia.

Diferencias con otros inyectables

Se trata de suministrar pequeñas cantidades de activos inyectables, directamente hacia la parte de la piel media, generalmente en la hipodermis o la dermis. A este tipo de productos los llamamos de uso intradérmico y se aplican en una zona muy localizada.

A diferencia de los tratamientos cosméticos, los activos logran atravesar la barrera cutánea y es por ello por lo que la eficacia está asegurada.

Sí que es cierto que la sesión no es lo suficientemente agradable porque son múltiples las picaduras que tenemos, lo que provoca inflamación. Sin embargo, esta misma inflamación también va a tener la capacidad de activar y estimular la circulación sanguínea.

Las inyecciones se pueden hacer una a una con una jeringa y aguja lo suficientemente corta, conocida como pistola de mesoterapia, en la que se inyectan varias agujas a la vez.

La profundidad es de 1 a 4 milímetros en la piel, y todo depende de la necesidad que tengamos y el tratamiento que deseamos hacer. En cada inyección se inocula una mínima cantidad de producto, una pequeña gota, y la profundidad la puede marcar el tamaño de la aguja que se vaya a usar.

La frecuencia de las inyecciones depende del tratamiento, por ejemplo, de cada semana a cada diez días. Igualmente, los efectos de los tratamientos dependen de lo que estemos buscando o el efecto que deseemos. 

¿Quién la puede hacer?

De hecho, todas las personas autorizadas en inyectar fármacos, también lo estarán en aplicar mesoterapia.

Los centros de estética, las esteticistas, no están autorizadas a realizar esta práctica, pero existe otra forma de aplicar mesoterapia que es la electroporación, en la que se absorben los activos en la piel.

No obstante, se debe tener en cuenta que no todos los activos son autorizados a ser inyectados y, en consecuencia, no es solo un problema de quién los inyecte, sino qué producto y cómo.

¿Qué peligros puede tener?

La eliminación de la grasa localizada, normalmente, es un tratamiento seguro, sin embargo, hemos de tener en cuenta que los activos van a atravesar directamente la barrera epidérmica por lo que, si se sufre alguna alergia a algunos de ellos, puede haber reacciones adversas.

Los efectos secundarios que pueden aparecer, pueden ser desde locales a generales, náusea, dolor, aumento de la sensibilidad de la zona, inflamación, rojez, picazón, morados, ampollas en la zona de la inyección, manchas o hasta puede infectarse.

Las reacciones adversas más comunes son las que ocurren debajo de la barbilla, y en toda el área alrededor de los ojos.

Es importante advertir que la mesoterapia no está indicada ni en niños, ni en embarazadas ni en madres lactantes.

Para evitar muchas de las reacciones adversas que puede tener la mesoterapia, es preferible usar los productos ya aprobados y, no solo eso, sino también las combinaciones adecuadas para ello.

¿Es efectiva?

Evidentemente, si el activo va directamente a la zona donde es necesario que actúe debería ser más efectivo que una simple crema que actuara de forma más superficial, sin embargo, la efectividad también viene ligada a la elección de los activos adecuados para cada problema y la combinación de los mismos, así como la frecuencia de ese tratamiento y la ayuda de otros tratamientos como pueden ser masajes manuales o mecánicos.

Tratamientos recomendables

Para manchas en la piel y blanqueamiento, hay algunos cócteles específicos, el más utilizado es el ácido tranexámico con capacidad de inhibir la tirosinasa, se suele combinar con ácido hialurónico.

Para estimular el crecimiento del cabello, las microinyecciones van a estimular la circulación sanguínea y aportan los nutrientes al folículo, se suelen utilizar activos como el factor de crecimiento epidérmico, biotina, ácido pantoténico...

Otros tratamientos pueden incluir fármacos como finasteride o dutasteride.

Los médicos pueden hacer terapia con corticoides para detener una caída específica.

Disminuir la celulitis es quizás uno de los objetivos más buscados por la mesoterapia, para ello los activos son muy variados, desde para eliminar la inflamación de los nódulos, para disminuir la retención de líquidos o mejorar la combustión de las grasas.

Igualmente, cuando se trata la celulitis, es necesario tratar del mismo modo la flacidez de la piel, ya que ambos van muy ligados.

Se usan activos, como la L-carnitina, enzimas, lipolíticos como la mucopolisacaridasa, silicio orgánico, extracto de alcachofa, cafeína.

Además, existen unos 'cócteles' que no solo nos van a servir para tratar problemas cutáneos faciales o corporales, también van a ayudar a revitalizar e hidratar la piel, son los famosos 'cócteles de vitaminas' como la vitamina C, vitamina B, el ácido hialurónico, y productos que incluso van a estimular la producción de colágeno y otras fibras como puede ser la hidroxiapatita cálcica que, además de mejorar la calidad de la piel, va a ayudar a mejorar el volumen de la misma.

La toxina botulínica no se utiliza como la mesoterapia, sino inyectando de forma más profunda; sin embargo, existe una técnica para ayudar a disminuir el tamaño del poro sin tanto efecto sobre la musculatura facial al ser más externo, y se conoce como mesobotox.

Diferencias en la aplicación

Se pueden usar inyectables uno a uno, usar una "pistola" en la que se inyectan varias a la vez o incluso sin inyectable.

Algunos médicos usan rápidamente la misma jeringa inyectando rápidamente pequeño contenido de activos: en este método es importantísimo la técnica y la práctica del médico cuando se emplea la pistola en la que hay varias agujas a la vez y el mismo aparato regula el contenido de sustancia que se debe inyectar, así como la profundidad a la que se necesita inyectar.

La mesoterapia virtual es la que se aplica por electroporación, en la que los activos penetran no tan profundamente, pero sí es efectiva gracias a la emisión eléctrica haciendo la pared celular más permeable: este método se puede usar también en diferentes activos como los sérums. Y es una alternativa bastante efectiva a las inyecciones.