La demanda de tratamientos estéticos aumenta cuando se acerca el verano.

La demanda de tratamientos estéticos aumenta cuando se acerca el verano. iStock

Moda y Belleza

Expertas dermatólogas nos ayudan a elegir tratamiento estético antes de verano

Según se acerca el verano, la demanda de tratamientos estéticos aumenta. De la mano de expertas, te mostramos las recomendaciones y cuidados para cada tipo. 

7 mayo, 2022 02:09

Noticias relacionadas

¿Qué me hago? Luz pulsada, láser fraccionado, radiofrecuencia, ultrasonidos… La primavera aumenta las citas en los centros estéticos con tratamientos faciales y corporales no invasivos. Todas queremos estar radiantes y es importante saber en qué se diferencian, además de prever el tiempo de reposo antes de dar la cara, o los glúteos, porque después de algunos aparecen costras, moratones o se necesita tiempo sin exposición solar.

Expertas del GEDET (Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica) de la Academia de Dermatología, como Natalia Jiménez (Grupo Pedro Jaén) y Paloma Cornejo, nos ayudan a elegir y agendar la puesta a punto a un mes antes de la llegada del verano.

Escote de honor

El pecho, el cuello y el escote son los grandes olvidados en los cuidados y, sin embargo, son los que más delatan nuestra edad. Embarazos, lactancia, cambios de peso y exposiciones al sol envejecen esta piel especialmente delicada, que con el tiempo forma arrugas y descolgamiento del pecho.

Para recuperar la densidad del tejido del pecho y alisar las arrugas verticales del cuello y el escote, se recomienda LPG®: Endermologie® BREAST que consigue incrementar la estimulación celular en un 270%. Lo que se traduce en una sesión de ejercicio intenso para los fibroblastos, que como respuesta vuelven a producir de nuevo ácido hialurónico, colágeno y elastina.

Para las manchas y rojeces que habitualmente salen con el paso del tiempo en la cara, el escote y las manos la doctora Natalia Jiménez recomienda “la Luz Pulsada Intensa (IPL, por sus siglas en inglés) porque “atenúa el aspecto de manchas y es una opción útil para el rejuvenecimiento, pues induce la formación de colágeno”. Tras el tratamiento aparecen costras y rojeces que suelen durar una semana y se recomienda evitar el sol hasta un mes después.

Rostro de porcelana

Para las arrugas muy marcadas o cicatrices de acné en personas de más de 30 años se recomienda láser fraccionado ablativo “mediante quemaduras controladas y localizadas y su renovación de colágeno”, explica la doctora Jiménez. Tras el tratamiento se recomienda evitar el sol un mes.

Para la mejora del poro y la textura de la piel joven, Jiménez prefiere un láser fraccionado más suave (no ablativo), que no rompa capas de la piel. Tras la sesión, aunque no salen costras, hay que evitar la exposición solar un mes.

Cuerpo y cara firme

La flacidez tiene dos soluciones: radiofrecuencia y ultrasonido. Ambas no necesitan mimos tras el tratamiento. La radiofrecuencia es más suave y se puede hacer en repetidas sesiones durante el año, tratando la formación de colágeno y la flacidez mediante calor con máquinas que como Indiba.

Mientras que “el ultrasonido alcanza mayor profundidad, por lo que la teoría es que tiene una eficacia algo superior en cuanto a resultados”, desvela la doctora Jiménez. En el caso de los ultrasonidos microfocalizados, solo recomienda una sesión anual.

Cintura marcada

Para la grasa localizada, la criolipólisis está “especialmente indicada en personas de peso normal para el típico rollito de cintura, espalda, abdomen, o flancos y también muy efectiva en el rostro en la papada”, aclara la doctora Paloma Cornejo, quien recomienda tan solo dos sesiones espaciadas en dos meses.

Para la grasa localizada en el abdomen la tecnología LPG endermologie® reduce hasta 3,5 cm del contorno abdominal en tres sesiones. Se realiza un masaje mecánico y una aspiración secuencial sincronizada y avalada por 145 estudios científicos, en los que también se ven resultados en la eliminación de la celulitis y la piel de naranja.

Piernas y glúteos firmes

La principal preocupación en esta zona es el almacenamiento de grasa y celulitis, en las “cartucheras”. Una lucha genética, ya que el cuerpo de la mujer está “programado” para almacenar adipocitos (células grasas) en esta zona para afrontar los embarazos. Esto se agrava con el sedentarismo, pues aumenta el tamaño de los adipocitos y la retención de líquidos y toxinas, que dan a la piel ese característico aspecto de naranja.

Para unos glúteos bien esculpidos hay que llevar una vida activa, con alimentación saludable y cosmética específica para la zona con tratamientos como CELLU M6® ALLIANCE, de LPG ®. Es totalmente natural y no invasivo, moviliza la grasa, reduce la celulitis y eleva las nalgas desde la primera sesión con el nuevo cabezal que estimula a los fibroblastos con el fin de producir de nuevo ácido hialurónico, colágeno y elastina para unos glúteos bien esculpidos. 12 sesiones repartidas durante el año con el sérum y el gel anticelulítico de LPG son un mantenimiento perfecto.

Para la celulitis dura, la doctora Cornejo recomienda avanzar en profundidad con las que se conocen como buenas ondas. "Ondas de choque combinadas con carboxiterapia (infiltraciones de dióxido de carbono) o mesoterapia. En la celulitis flácida 12 sesiones de LPG reduce un 67% de celulitis y 71% de piel de naranja".

Para las estrías rojas (nuevas), la doctora Jiménez recomienda “láser fraccionado no ablativo asociado a Luz Pulsada Intensa en sesiones espaciadas”, una al mes durante cuatro meses.