Una mujer se alisa el pelo en casa.

Una mujer se alisa el pelo en casa. iStock

Moda y Belleza

El alisado brasileño que te puedes hacer tú misma en casa y cuesta 10 euros

Te contamos todo sobre el tratamiento de Kativa, enriquecido con keratina y aceite de argán, que ayudan a conseguir un pelo liso perfecto desde casa.

6 mayo, 2022 16:23

Noticias relacionadas

Hay muchas mujeres que hoy en día buscan la solución para el pelo encrespado y fosco e incluso que buscan dejar atrás los rizos para tener una melena lisa  Afortunadamente, hay muchas opciones para resolverlo en el mercado. Pero tanto el alisado brasileño, los tratamientos de keratina y otros similares tienen un coste elevado en las peluquerías, entre otros motivos, por las horas de mano de obra que necesitan.

Para quienes deciden hacerse ese tratamiento en casa, la solución más vendida es el tratamiento de Kativa, que según el lugar de compra varía de precio, pero puede encontrarse a partir de 10 euros. Hay algunas presentaciones que incrementan su precio al añadir el champú con el que prolongar el efecto del alisado.

Eso sí. Hay que contar con tiempo disponible porque la media para realizar el tratamiento en casa, como en la peluquería, es de unas 3 horas, dependiendo del volumen y de la cantidad que se disponga. De hecho, es mucho más práctico que otra persona ayude a hacerlo sobre todo para poder controlar el alisado de la parte de atrás.

El kit de Kativa para tener el alisado perfecto por un módico precio.

El kit de Kativa para tener el alisado perfecto por un módico precio.

La duración del tratamiento puede ser de unos tres meses, aunque no tiene la misma intensidad con el transcurso del tiempo. Hay personas a las que el alisado les dura aún más, aunque hay que considerar que no existen dos cabellos iguales y que la absorción del producto se realiza de manera distinta en cada usuaria. En cabellos muy rizados elimina el volumen y el encrespamiento.

Su fórmula cuenta con una ventaja extraordinaria que es que no contiene formol. Sus componentes estrella son el glyoxylic y la keratina vegetal que además de alisar perfectamente el cabello, protege la estructura de la fibra. La keratina vegetal, que cuenta en su composición con aminoácidos de trigo y soja, no solo no daña, sino que hidrata, aporta brillo y suavidad al cabello, dejándolo con movimiento natural. Al combinar este tipo de keratina con glyoxylic, Kativa tiene un impacto positivo para el pelo, ya que recubre la fibra capilar al tiempo que sus agentes humectantes mantienen la belleza y la salud de la melena.

Hay que tener en cuenta que puede aclarar el tono del cabello y que surja la necesidad de teñirse inmediatamente después, aunque los expertos aconsejan no lavar ni humedecer la cabeza en los dos días posteriores. Como consejo práctico, si se usa algún tipo de coloración, hay que tener previsto aplicarla con posterioridad al alisado, nunca con antelación.

Kit y rutina de alisado

El kit de alisado está compuesto por una dosis de champú con el que se lavará la cabeza previamente, el bote de tratamiento con la brocha para su aplicación, unos guantes, una botella de champú monodosis y una de acondicionador para la fase final de su aplicación.

La parte más laboriosa es la de planchar el pelo por mechones pequeños con el producto aplicado. Es la forma en la que se retira el sobrante del tratamiento Kativa y además de implicar un tiempo prolongado para un buen efecto, con ayuda siempre dará un mejor resultado. La keratina necesita de calor para penetrar en el cabello. Este tratamiento no puede utilizarse sin la ayuda de una plancha.

Las ventajas del producto son muchas, pero también tiene otro defecto más allá del tiempo de aplicación y de planchado. El olor no es agradable para la mayoría, aunque está muy lejos de ser insoportable.

Con paciencia y un escaso presupuesto, se puede lucir un alisado profesional que no daña el pelo.

También te puede interesar