Alejandra Prat.

Alejandra Prat. Foto: Davinia Pelegri (@daviniapelegristudio) / Agencia: Sight Management

Mujer

Alejandra Prat: "Entre mujeres tenemos que respetarnos, apoyarnos y empoderarnos"

La presentadora y periodista es una de las figuras claves del nuevo programa de Antena 3, 'Y ahora Sonsoles'. Nos desvela sus proyectos y día a día, marcado por un fuerte compromiso social.

28 noviembre, 2022 01:40

Polifacética. Es la palabra que quizá mejor resume la personalidad de Alejandra Prat cuya trayectoria es tan amplia como variada. Presentadora, periodista, deportista... consigue exprimir todas sus pasiones, personales y profesionales, sin dejar de lado el pilar de su vida: su familia.

[Alejandra Prat desvela que ha superado el coronavirus: "Lo hemos pasado todos juntos en casa"] 

Alejandra, nacida en 1977 en Dinamarca, es hija del presentador Joaquín Prat y Marianne Sandberg. Tras estudiar Periodismo en la Universidad Europea de Madrid, debutó en televisión de María Teresa Campos, en el programa Día a día, que se emitía en Telecinco de lunes a viernes en la franja matinal. Está casada con Juan Manuel Alcaraz, con el que tiene tres hijos: Adriana, Alejandro y Amaro.

Desde el pasado 24 de octubre, Alejandra Prat participa, como colaboradora, en el programa de Antena 3 Y ahora Sonsoles, presentado por Sonsoles Ónega: "me encanta Sonsoles, creo que es una gran profesional, me encanta el buen ambiente que genera en sus equipos y tenía muchísimas ganas de volver a la televisión. Me pareció que encajaba por horario, temática... por todo".

Foto: Davinia Pelegri (@daviniapelegristudio) / Agencia: Sight Management

El magacín, que ocupa la franja del concurso ¡Boom! a diario, reinvidinca el poder del directo y la posibilidad de tratar numerosos temas de actualidad, sin impedimentos. "Creo que la presión ahora mismo está en la continua adaptación a las nuevas tecnologías, a las nuevas plataformas y al público joven que viene por detrás, sin dejar de mantener a otro tipo de espectador, el de siempre" reflexiona la periodista sobre el medio televisivo.

Considera que no es incompatible con el mundo de las redes sociales: "Creo que hay espacio para todos. Todavía no estamos en una era tan avanzada a nivel de plataformas. Muchísima más gente ve la televisión antes que las redes sociales. Me gusta más como plataforma aunque tengo redes sociales, reconozco que soy muy de tele".

Una historia de familia

Bajo el foco desde su más temprana edad, confiesa que la fama nunca ha sido un problema: "La llevo con serenidad. Es como el que tiene una tienda en su barrio, está acostumbrado a socializar con la gente que pasa. Con respecto a los comentarios y los rumores, lógicamente, no puedes gustar a todo el mundo. A través de la pantalla, no todo el mundo te puede conocer".

Esta visibilidad es, en parte, consecuencia de la de su padre, Joaquín Prat, figura emblemática del panorama audiovisual español: "Creo que tenemos mucha suerte porque mi padre siempre fue un señor, en el sentido más amplio de la palabra, además de cariñoso, carismático, cercano y humano. Mi madre también nos inculcó lo mismo y como siempre lo vivimos en casa, no lo vemos como nada nuevo. No nos sentimos el punto de mira porque tampoco solemos generar ningún tipo de información comprometida".

Una visión que la periodista se esmeró en calcar con su propia familia: "Mis hijos y mi marido son lo primero. Creo que somos una familia normal, feliz e intentamos buscar el tiempo para disfrutar juntos, para encontrarnos, hacer planes y contarnos nuestras historias del día siempre que podemos.

Ahora mis hijos son un poco mayores, de hecho, de tres tengo dos que estudian en el extranjero, me permite una flexibilidad que no tenía cuando eran más pequeños. No me lo permitía porque quería disfrutar de su etapa de crecimiento y afortunadamente he podido hacer lo que muchas madres que quisieran y no pueden".

Además de su actividad como periodista y presentadora, Alejandra se propuso el reto de participar en los Juegos Olímpicos de París en 2024, con la doma clásica, un deporte que lleva practicando desde hace años: "Es un sueño de niña. Lo veo con muchísima ilusión. No sé si llegaré a las Olimpiadas de París, si no será en Los Ángeles 2028, pero soy una persona muy cabezona, disciplinada y tremendamente trabajadora, espero poder conseguirlo. 

No depende solo de uno mismo, es un pacto con el caballo, con lo cual intentaremos e entre caballo y yo poder conseguirlo. Es un sueño. La selección no es hasta el mismo año 2024, así que aún falta tiempo".

Conciencia social

Foto: Davinia Pelegri (@daviniapelegristudio) / Agencia: Sight Management

Foto: Davinia Pelegri (@daviniapelegristudio) / Agencia: Sight Management

Esta actividad hace eco a su cuidado personal: "Intento cuidarme, hago mucho ejercicio, sigo una dieta sana y cuando veo que me pasa un poco del peso en el que me gusta estar, intento volver rápidamente. Pero, sin una excesiva obsesión, porque también pienso en mis hijos y lo que me gustaría que ellos vieran en mí y que vivan la relación con su cuerpo de manera normal.

Tiene que haber de todo, gente más alta, más baja, más delgada... sobre todo, cada uno tiene que estar cómodo con su cuerpo. Ha cambiado mucho la percepción. Antes era una época de delgadez, luego de más curvas, ahora quizá más de un buen trasero. Cada uno tiene que valorar lo que tiene y sacar el máximo partido. Puede que suene a tópico pero creo que se consigue con la edad".

La edad, precisamente, es otro tema por el que Alejandra cree que hay que cambiar de paradigmas: "Me encanta celebrar mi cumpleaños, de todas maneras, todo el mundo sabe cuándo nací. No me preocupa, intento cuidarme, pero de una manera armónica, sin obsesiones. Nos pasa a todas, te levantas y piensas 'qué horror' pero son temas que hay que normalizar y hablar mucho entre mujeres. Respetarnos, empoderarnos y apoyarnos".

Cree, de hecho, que los prejuicios, pese a aplicarse a hombres y mujeres, siguen pasando mucho en el género femenino. Pero destaca el gran esfuerzo de las nuevas generaciones: "Están mucho más preparadas. Saben lo que comen, cómo cuidar su cuerpo, sacarse partido... porque las redes sociales han irrumpido para bien y para mal. Para mal, porque tienen acceso a información que no les corresponde edad, por contenido, pero también para bien, tienen acceso a cosas positivas, cómo sacarse partido, por ejemplo".

Una reflexión que hace eco a la preocupación general por la salud mental en nuestra sociedad: "Para mí es el tema más grave y el que más me preocupa. Pienso en la adolescencia de mis hijos, están entrando en esta etapa, tienen 11, 13 y 14 años. Me asusta mucho también el mundo de las drogas, por la experiencia que tengo de un familiar, en general, me preocupa mucho el tema de las obsesiones que puede llegar a destrozar en muchos sentidos".

El bullying es uno de los fenómenos que también señala Alejandra Prat: "Tenemos mucho pendiente de educar. Muchas familias que se preocupan y se ocupan, a otras no les importan que sus hijos tengan acceso a cualquier dispositivo y publiquen lo que les dé la gana, sin ningún tipo de empatía y destrozando a muchas personas".

Unas preocupaciones que también tiene la posibilidad de transmitir Alejandra gracias a su notoriedad: "Ahora estoy en una sección más orientada al corazón pero soy periodista, me preocupa cualquier tema, sobre todo los que pueden tocar de forma directa a mis hijos. Siempre piensas que no te va a tocar hasta que te toca".

Polifacética

"Lo que más me gusta es la comunicación pero, obviamente el deporte forma una parte muy importante de mi vida. A parte del caballo, entreno tres días a la semana con un entrenador personal, un día voy a bailar. Con mis hijos, intento fomentar que hagan todo tipo de deportes, que prueben. A mí me gusta probar todos antes cualquier idea nueva" explica Alejandra, sobre su día a día.

Otra de sus grandes pasiones es la moda. Confiesa: "Me encanta seguir la moda, pero es cierto que hoy todo va más rápido. ¡El diseñador que predomina en mi armario es Zara, como la mayoría de los mortales! Me gusta llevar zapatos y bolsos 'buenos' de marcas soñadas y me gustan mucho los relojes, aunque lo que más disfruto son los bikinis y las gafas de sol.

¿Con qué nos podría volver a sorprender Alejandra? "La vuelta a la doma clásica ha sido bastante sorprendente para mucha gente, incluida yo". A la espera de descubrir nuevos proyectos, nos invita a recordar este mantra: "Sonreír, disfrutar y no dejar escapar un pequeño momento estupendo".