La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell. EP

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell. EP

Mujer

Victoria Rosell, ante los casos violencia de género: "Es momento de controlar más a los agresores"

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género afirma que algunas comunidades tienen protocolos "muy desactualizados".

24 mayo, 2021 10:24

Noticias relacionadas

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha admitido la posiblidad de que puedan mejorarse los protocolos de protección a las víctimas de violencia machista después de que en la última semana fueran asesinadas cinco mujeres y un menor.

"Hay que hacer una reflexión, si el sistema sólo protege llamando y controlando a las víctimas, quizás sea el momento de controlar más y llamar más a los agresores, seguro que podemos mejorar y actualizar los protocolos", ha explicado Rosell en una entrevista en la Cadena Ser.

La delegada contra la Violencia de Género ha admitido que se pone demasido el énfasis en la denuncia y ha apelado a la responsabilidad de todas las instituciones de proteger a las víctimas.

"La denuncia es una puerta para la salida de la violencia y es la única que puede penar al agresor, pero no debe ser la única para proteger a las víctimas, todo el Estado tiene la implicación en la protección y credibilidad de estas mujeres porque la denuncia policial no puede proteger como todo un Estado", ha añadido.

Ha admitido, además, que algunas comunidades autónomas tienen protocolos "muy desactualizados" y ha reconocido haber detectado a mujeres reconocidas como víctimas de violencia de género en varios ayuntamientos que no estaban relacionados entre sí.

Ante el repunte de casos en la última semana, Rosell ha recordado que los 14 contabilizados en 2021 se encuentra entre as cifras más bajas desde que se iniciaron las estadísticas en 2003, aunque ha evitado "minimizar estas muertes".

Seis asesinatos en 7 días

Este domingo finalizó la semana más trágica en lo que va de año. Cinco mujeres han sido asesinadas en los últimos siete días, además de un niño.

Warda, de 28 años y embarazada de cuatro meses, y su hijo, de siete, fallecieron estrangulados por su exmarido en Mallorca. 

También perdió la vida Betty, de 52 años, en Tarragona y otra mujer de 42 años en Barcelona. El jueves falleció María Teresa, de 48 años, en Pola de Laviana (Asturias). La última, este domingo: una mujer de 35 años en Zaragoza.