Volvo

El Volvo XC60 comienza a destaparse antes de su presentación

D. V. V

Volvo vive actualmente un gran proceso de transformación que, a día de hoy, se materializa a la perfección en la Serie 90 que el fabricante sueco tiene a la venta, formada por el XC90, el V90 y el S90. Los tres modelos son lo último de la firma de automóviles, sustitutos de modelos que se despidieron en su momento tras muchos años en el mercado. 

Sin embargo, al ser modelos muy grandes y lujosos, que rondan los 5 metros y que, dependiendo de la versión, juegan en la liga de los 400 CV, no son vehículos con unas cifras de ventas muy elevadas. Es por ello que Volvo lleva tiempo trabajando en la nueva generación de uno de sus modelos más vendidos, el XC60

El XC60 es el SUV medio de la marca sueca, una propuesta que lucha en el mismo segmento que modelos como el Audi Q5, el BMW X3 o el Mercedes GLC, todos ellos renovados hace poco tiempo, algo de lo que no puede presumir el Volvo, que lleva en el mercado desde el año 2008, aunque sufrió una actualización en 2013. 

Ahora el XC60 se renovará completamente con la llegada de una segunda generación que utilizará la misma plataforma modular SPA que ya utilizan sus hermanos mayores. Es lógico pensar entonces en la posible presencia de versiones híbridas, similares a las de la Serie 90, aunque con una configuración menos potente y más conservadora. 

Su presentación está prevista para el Salón de Ginebra, pero Volvo ya ha comenzado a publicar algunas fotografías con las que podemos hacernos una idea de la imagen del modelo sueco, claramente emparentado con el XC90. El XC60 disfruta de elementos ya vistos en su hermano mayor, como la gran parrilla o las ópticas LED con la singular firma lumínica denominada "Martillo de Thor"

En la parte trasera de nuevo encontramos unos pilotos, con tecnología LED, similares a los del XC90, aunque parece que en el portón también habrá componentes lumínicos, algo que no ocurre en el XC90, cuyos pilotos están situados en la parte superior de la aleta.