Volkswagen

Volkswagen I.D: Buzz Concept: vuelve el espíritu "hippie" electrizado

Si hubo un icono automovilístico en el mundo hippie fue Volkswagen con su Beetle y su T1, la furgoneta con la pintura en dos tonos que se convirtió en un símbolo de libertad y aventura. Pues bien, ahora Volkswagen vuelve a reavivar ese espíritu con el Volkswagen I.D. Buzz Concept, una furgoneta eléctrica y autónoma con estilo retro que presenta lo mejor de la marca en conectividad y tecnología. 

Volkswagen ya anunció que en su futuro se vislumbraba la electricidad como principal apuesta, acompañada de la conectividad permanente y de la conducción autónoma. Con este resurgimiento de la Volkswagen T1 del futuro, la marca alemana nos muestra no solo que no olvida su pasado, sino la versatilidad de su plataforma modular para vehículos eléctricos, pues tal y como anunció, de aquí a 2020 llegará toda una gama de este tipo de vehículos. 

Volkswagen ha recuperado las formas redondeadas en una furgoneta, añadiendo grandes superficies acristaladas, un acabado de pintura en dos tonos, su gran logo en la parte delantera, con un morro chato, logrando crear este "remake" de la T1.

En el Volkswagen I.D. Buzz Concept tenemos por lo tanto varias tecnologías que seguro llegarán a los modelos venideros de Volkswagen. La principal es la motorización eléctrica. Volkswagen ha instalado unas baterías de 111 kWh, capaces de recargarse en 30 minutos hasta un 80% de capacidad con el conector de alta potencia. Con esto el resultado es de 600 km de autonomía según el ciclo de homologación europeo.

Volkswagen ha instalado dos motores en el I.D. Buzz Concept, uno en cada eje, logrando una potencia combinada de 369 CV, logrando tener así tracción a las cuatro ruedas. Sus prestaciones en cuanto a aceleración son las que cabría esperar en un vehículo eléctrico con semejante potencia. Acelera de 0 a 100 km/h en 5 segundos. Sin embargo su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 160 km/h.

Con esta plataforma modular para coches eléctricos puede desarrollar más versiones de sus productos, por lo que también existiría la posibilidad de una Volkswagen I.D. Buzz Concept con baterías de 83 kWh y un solo motor en su parte trasera de 268 CV, con tracción trasera. 

En su interior Volkswagen se ha centrado en no sobrecargar demasiado el habitáculo, haciéndolo más espacioso y versátil. En su diseño minimalista predomina la table central que agruparía el sistema de información y entretenimiento. El volante sería táctil para los botones y en el estaría el selector de marchas. En el propio parabrisas se integraría el Head-Up Display en forma de realidad aumentada englobando gran parte de la luna delantera.

La conducción autónoma es la otra gran protagonista en esta furgoneta del futuro. Gracias a ella los asientos delanteros podrían incluso ir orientados en el sentido contrario de la marcha y convertir el habitáculo en una sala de ocio y de trabajo.

La llegada del Volkswagen I.D. Buzz Concept como modelo de producción es algo improbable. Es sin duda un escaparate a las diversas tecnologías que reúne, y que es más probable que vayamos viendo llegar a los futuros modelos de la marca alemana en los próximos años.