El Porsche Taycan es el mejor coche eléctrico que hemos probado hasta ahora. No hay duda. Está claro.

Noticias relacionadas

Tal convicción tenemos que han pasado ya varias horas desde que nos hemos bajado del coche y todavía seguimos recordando las increíbles sensaciones que nos ha dejado.

Subirse al Porsche Taycan es dar rienda a las emociones. Es lo más parecido a la sensación que uno tiene cuando se sube a una montaña rusa. Pocos coches transmiten una aceleración tan brutal como la del Taycan.

Con pocos modelos la espalda se pega al asiento con esa fuerza. Y también con pocos coches el estómago sufre los efectos de la física como con el Taycan.

Eso sí, también queremos dejar claro desde el principio, que esta deportividad tiene un precio. Y no es precisamente barato. De ahí que el Taycan esté reservado para solo unos pocos elegidos. Explicamos todos los detalles a continuación…

Frontal con los faros caracterísiticos del Porsche Taycan.

Taycan, el primer Porsche 100% eléctrico

En Porsche tienen claro que la electricidad ya está aquí y ha venido para quedarse. De ahí el lanzamiento del Taycan. No obstante, si bien es cierto que es el primer Porsche 100% eléctrico a la venta, también hay que reconocer que Porsche lleva ya 10 años vendiendo versiones electrificadas de sus modelos con un gran éxito.

Tal es así que sus ventas han pasado del 6% de coches electrificados en 2016 al 33% en 2019. Y no solo eso. En 2023, quieren que el 63% de sus ventas sean coches electrificados, para llegar al 89% en 2028.

Esto quiere decir, por tanto, que esta década en la que está Porsche inmersa es, sin duda, el camino hacia la electrificación. Por ello, la marca alemana ha confirmado que el próximo Macan (que podría llegar entre 2021 y 2022) también será 100% eléctrico.

Además, también esperan poder comercializar más adelante un Porsche Taycan más accesible, que les permitiera “bajar de los 100.000 euros” que supone una barrera importante; así como una nueva versión Cross Turismo también de este modelo.

Trasera del porsche Taycan.

En cuanto a las razones por las que Porsche, un fabricante tradicional de deportivos, ha apostado por la electrificación son simples. El motor de combustión tiene fecha de caducidad y en 2040 ya no se podrá vender ningún coche de combustión.

Además, antes de ese año, los fabricantes tienen el reto de bajar las emisiones. Todo aquel que supere los 95 gramos será multado. De ahí que no quede otro camino a las marcas que introducir híbridos enchufables y eléctricos.

Porsche, por ejemplo, en este sentido, señala que en España tiene una media de 104 gramos, una cifra todavía algo alejada pero que le acerca a los objetivos.

Los faros de led con sus cuatro luces son característicos.

Cómo es el Porsche Taycan

A la hora de hablar de Porsche como marca de deportivos, siempre se nos viene a la cabeza el Porsche 911. Es el auténtico icono de esta firma.

Sin embargo, mientras que Volkswagen sí ha optado por desarrollar un eléctrico (el iD.3) con un tamaño similar al de su icónico Golf; Porsche ha decidido que su primer eléctrico, en realidad, no sea el 911, sino un coche más parecido al Panamera.

Y aquí es dónde vamos a analizar cómo es el Porsche Taycan. Este modelo 100% eléctrico podemos incluirlo dentro del apartado de berlinas de Porsche.

Es, por tanto, una berlina (si bien tiene ciertos rasgos de coupé por el techo caído) con un tamaño muy similar al Panamera. Mide 4,93 metros de largo, 1,96 metros de ancho y 1,38 metros de alto. Su batalla tiene 2,90 metros.

En la siguiente tabla se pueden ver las diferencias que tiene el Taycan con el Panamera:

Longitud Anchura Altura Batalla
Porsche Taycan 4.93 1.96 1.38 2.90
Porsche Panamera 5.04 1.93 1.42 2.95

No obstante, este Taycan, aunque las medidas son parecidas a las de un Panamera, la plataforma no es la misma, es una estructura específica (llamada J1), como luego veremos. A la hora de buscarle un rival, podríamos señalar que no existen muchos modelos como competidores.

De hecho, tan solo podríamos hablar del Tesla Model S como principal rival (más adelante se espera el Audi e-Tron GT que sí podría ser parecido). A continuación detallamos las diferencias entre el Model S y el Taycan:

Longitud Anchura Altura Batalla
Porsche Taycan 4.93 1.96 1.38 2.90
Tesla Model S 4.97 1.96 1.44 2.96

Según esta tabla 2 ya podemos ver que el Taycan es algo más corto, con menos batalla y con menos altura que el Model S. Por lo tanto, aquí tenemos una primera seña de identidad del Taycan. Y esta no es otra que su deportividad. Es más bajo y más corto (y por lo tanto más deportivo) que un Model S. Además, también destaca por su centro de gravedad bajo.

El Porsche Taycan tiene el tamaño de un Panamera.

Gama del Porsche Taycan

Las partes de la arquitectura más importantes de este coche son la mencionada plataforma J1, la batería que también sirve de estructura del vehículo, los dos motores eléctricos (uno en el eje delantero y otro en el trasero), la transmisión con solo dos velocidades, un diferencial de bloqueo variable y las unidades de control de la electrónica.

Con esta arquitectura y dependiendo de los motores elegidos, Porsche ha creado la gama con las siguientes versiones:

• Taycan 4S
• Taycan 4S Batt+
• Taycan Turbo
• Taycan Turbo S

Las dos primeras 4S y 4S Batt+ tienen 435 CV y 490 CV, respectivamente. Estas cifras se pueden incrementar hasta los 530 CV y 571 CV respectivamente con la función ‘Overboost’. `

Por otra parte, están los Taycan más potentes, con 625 CV. El Turbo, además, con el ‘Overboost’, puede llegar hasta los 680 CV y el Turbo S hasta los 761 CV.

A continuación se detallan las principales características de cada una de las versiones:

Taycan 4S Taycan 4S Batt+ Taycan turbo Taycan Turbo S
Potencia 435 CV 490 CV 625 CV 625 CV
Potencia Overboost 530 CV 571 CV 680 CV 761 CV
Par Motor 460 Nm. 650 Nm. 850 Nm 1.050 Nm.
0-100 km/h 4 s. 4 s. 3,2 s. 2,8 s.
0-200 km/h 13,3 s. 12,9 s. 10,6 s. 9,8 s.
0-400 metros 12,3 s. 12,2 s 11,1 s. 10,8

El Porsche Taycan cuenta con la etiqueta cero.

Enorme batería

Es otro de los puntos fuertes de este modelo. Su enorme batería. Estamos hablando de una batería que como mínimo tiene 79 kWh de capacidad, si bien puede llegar hasta los 93,4 kWh.

Esta batería, que cuenta con una garantía de vida útil de 10 años, está en la parte inferior del coche, junto con la estructura, ofreciendo así un piso plano y optimizado el centro de gravedad. Esta batería que tiene un peso de 640 kilos está desarrollada sobre un sistema de 800 voltios que reduce los tiempos de carga, ya que permite cargas rápidas de hasta 270 kW.

Gracias a esta batería el Taycan consigue una autonomía de entre 333 kilómetros y 463 kilómetros dependiendo de la versión y del modo de conducción. A continuación detallamos todos los detalles de la batería y la autonomía:

Taycan 4S Taycan 4S Batt+ Taycan turbo Taycan Turbo S
Capacidad batería 79 kWh 93 kWh 93 kWh 93 kWh
Voltaje 613 V 723 V 723 V 723 V
Autonomía WLTP 333 - 407 km 386 - 463 km 381 - 450 km 388 - 412 km

Ahora lo que vamos a hacer es comparar las cifras del Porsche Taycan Turbo con las de un posible competidor como el Tesla Model S. Y el resultado es el siguiente:

Model S Gran Autonomía Model S Performance Taycan turbo Taycan Turbo S
Potencia 612 CV 836 CV 625 CV 625 CV
Potencia Overboost -   680 CV 761 CV
Par Motor 931 Nm. 1.000 Nm. 850 Nm 1.050 Nm.
0-100 km/h 3,8 s. 2,5 s. 3,2 s. 2,8 s.
0-200 km/h - - 10,6 s. 9,8 s.
0-400 metros - - 11,1 s. 10,8
Capacidad batería 100 kWh 100 kWh 93 kWh 93 kWh
Voltaje -   723 V 723 V
Autonomía WLTP 624 km 593 km 381 - 450 km 388 - 412 km

Sobre el papel, el Tesla Model S, sobre todo en las versiones potentes, mejora en algunas cifras al Porsche Taycan, como por ejemplo en potencia y en autonomía. Luego veremos en qué supera el Taycan al Model S.

Rápidamente te sientes integrado dentro del Porsche Taycan.

Al volante

Hasta aquí la teoría. Ahora llega la práctica, que es lo más divertio. Nada más acercarnos al modelo, tenemos que reconocer que su diseño nos parece muy atractivo. De hecho, tiene una estética que hace que el coche parezca más pequeño de lo que realmente es. Eso sí, a la hora de coger un aspecto concreto del coche, destaca su pequeña altura.

Seguimos observando el modelo y nos llaman la atención los grupos ópticos delanteros, con cuatro diodos de led. También son interesantes las entradas de aire verticales. De la zaga, además de su línea coupé, sobresale la luz continúa horizontal en el vehículo. Una horizontalidad que también se aprecia en el interior.

También sobresalen otros detalles del interior como una pantalla central de información y entretenimiento de 10,9 pulgadas. Asimismo, el acompañante cuenta con otra pantalla opcional de 10,9 pulgadas. Para interactuar con el sistema de información y entretenimiento desde Porsche afirman que se puede activar el control por voz con la función «Hey Porsche».

El Taycan es un Porsche, un deportivo con alma.

Entre los elementos que sobresalen del interior, destacamos un cuadro de instrumentos curvado e independiente. Este cuadro de instrumentos tiene un diseño curioso si bien el volante tapa algunos elementos del cuadro.

Pulsamos el botón de arranque (como buen Porsche está situado a la izquierda, donde la tradicional llave) y ¡voilá! el coche está encendido. Además, desde Porsche nos recuerdan que no hace falta pulsar el botón puesto que detecta la llave y el coche se enciende de forma automática. Y lo mismo ocurre cuando nos bajamos, que el coche se apaga solo.

Esta berlina deportiva ronda los cinco metros.

Iniciamos la marcha

Es el momento más increíble del día. El comportamiento y las prestaciones del coche son sinceramente increíbles. Salimos de Madrid en dirección a la A1 y rápidamente te das cuenta de que tienes que mirar el cuadro de instrumentos continuamente para no pasar la velocidad legal, ya que la ausencia de ruido no permite percatarnos de lo rápido que vamos.

Queramos comprobar la aceleración. Así que detenemos el vehículo, elegimos un modo deportivo, pisamos con contundencia el acelerador del Taycan Turbo y la sensación simplemente es brutal. Es lo más parecido, tal y como hemos señalado antes, a las atracción de los parques más emocionantes.

Es hora de hacer el trayecto por una carretera por curvas. Y ahí rápidamente olvidamos que estamos ante un coche de casi cinco metros y más 700 CV. Desde el primer minuto notas que encajas en él como un guante. Además, te hace creerte que conduces muy bien, porque él hace prácticamente todo.

Maletero trasero.

Entra bien en la curva, se agarra a la perfección, y en el momento de acelerar te vuelves a pegar contra el asiento. Tal es la aceleración que se vuelve una adicción.

Por esto decíamos que el Taycan es el mejor eléctrico que hemos probado. Porque es un coche que tiene alma, que enamora… En definitiva, es un Porsche. Es cierto que la visibilidad trasera es reducida; que las plazas traseras y el acceso no es el mejor del mundo; que parte del cuadro de instrumentos queda tapado y que los frenos cuesta cogerles el tacto… Pero todo esto vuelve a desaparecer cuando volvemos a acelerar. Ningún otro eléctrico nos ha ofrecido este tacto deportivo.

Maletero delantero.

Infraestructura de carga

Llega el momento de regresar a las oficinas centrales de Porsche. Tras comprobar que, sin tener especial cuidado hemos hecho un consumo de 26 kWh (lo que nos daría una autonomía de 357 kilómetros). Allí, nos esperan los responsables de la marca para contarnos algunos detalles de los los supercargaodores, que según Porsche pueden cargar hasta 320 kW.

En este sentido, Porsche ofrece ya 14 Porsche Turbo Charging en 2020 y espera aumentar 9 más en el primer trimestre de 2021.

Además, también nos hablan del DC City Charging, una red pública para las ciudades con corriente directa de hasta 175 kW y que a día de hoy ya cuentan con ocho lugares entre España y Portugal, en las principales ciudades.

A ello se suma la red Ionity, desarrollada junto con otros fabricantes con capacidad de carga de 350 kW y destinada principalmente a los desplazamientos por autopista.

Y por último están los Porsche Destination Charging que son unos cargadores en destino y están disponibles ya en 150 sitios, si bien está previsto que se alcancen en 300 sitios en 2020.

Y cierra la lista de infraestructura de recarga el acuerdo hecho con Iberdrola para instalar un punto de recarga en los garajes de los propietarios del Taycan, con un coste que ronda los 1.500-2.000 euros.

Interior de esta berlina de dos filas de asientos.

Carga rápida

Y para demostrarnos lo rápido que puede cargar, los responsables de la marca conectan el Taycan a uno de los supercargadores para comprobar cómo carga a 145 kW. Unos turbocargadores que, de momento, son gratuitos para los clientes de la marca.

Conclusión

El Porsche Taycan, que ocupará el 15% de las ventas de Porsche en España y Portugal en un año completo, es el coche eléctrico que más nos ha impresionado hasta la fecha. La versión probada, el Taycan Turbo, con cerca de 700 CV ofrece un comportamiento increíble.

Incluso hace fácil lo difícil, permitiendo ofrecer una conducción muy deportiva a manos menos expertas. Eso sí, a la hora de elegir un aspecto concreto, nos quedamos con la aceleración que ofrece. Es sencillamente de otra galaxia, lo más parecido a una caída en una montaña rusa. Puede que el Tesla Model S supere al Taycan en apartados como la autonomía. Pero el Taycan sobrepasa al Tesla en el comportamiento.

¿Aspectos a mejorar? El acceso a las plazas traseras, que, además, son justas. La visibilidad trasera. Algunos acabados en el volante, que abusa de plásticos duros; el precio elevado (entre 109.063 y 190.254 euros) y la infraestructura de recarga, que sigue siendo insuficiente.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 6,5
Motor, cambio y prestaciones: 10
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 10
Precio: 5,5

Puntuación final: 8,42