Porsche

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid, alta tecnología al servicio del rendimiento

Porsche ha presentado una nueva versión de la recién estrenada segunda generación del Panamera, su berlina de lujo con capacidad para cuatro personas y más de cinco metros de largo. El Panamera se ha convertido en uno de los mayores escaparates tecnológicos de la marca alemana, que reafirma su posición con esta versión tan especial. 

La gran berlina de Porsche ya ofrece una versión híbrida, denominada Panamera 4 E-Hybrid, que utiliza un motor de gasolina V6 combinado con un propulsor eléctrico para ofrecer una potencia total de 462 CV. Ahora, desde Porsche han decidido dar un salto más allá, lanzando la versión Turbo S E-Hybrid, coronada desde este momento como la variante más potente y prestacional de la historia del Panamera. 

Estéticamente la versión Turbo S E-Hybrid apenas se diferencia de cualquier otro modelo Panamera. La distinción la encontramos en la tonalidad verde flúor presente en determinados lugares del coche como las pinzas de freno o los logos que enuncian a esta versión, un color específico de las versiones híbridas. 

En el interior los cambios tampoco son evidentes, ya que sólo aquellos muy familiarizados con los detalles del nuevo Panamera se darán cuenta de la presencia de algún botón específico, así como de una instrumentación con las agujas y los detalles en el mencionado color verde flúor. 

Es mecánicamente donde el Turbo S E-Hybrid, disponible tanto en carrocería "corta" como en versión alargada "Executive", da el do de pecho con una tecnología abrumadora que en parte deriva de la utilizada en el hiperdeportivo 918 Spyder. 

El motor térmico es el mismo que utiliza la versión Turbo, es decir, un nuevo 4.0 V8 biturbo con 500 CV, al que en esta ocasión se le une otro propulsor eléctrico para ofrecer una potencia final de nada más y nada menos que 680 CV, con un par máximo de 850 NM, disponible ya desde 1.400 rpm. 

El resultado, brutal, permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos, con una velocidad máxima de 310 km/h. Sirva como dato la maniobra de adelantamiento (80-120 km/h), ejecutada en sólo 2.2 segundos. Ya de por sí los datos aislados son abrumadores, pero si además tenemos en cuenta que el Turbo S E-Hybrid pesa más de 2.300 kg, los resultados son aún más significativos. 

La potencia se transfiere al suelo a través de una transmisión automática de doble embrague PDK de 8 velocidades, que envía la fuerza a las ruedas mediante un sistema de tracción integral activa. El sistema eléctrico permite desplazar al Panamera un máximo de 50 km a una velocidad máxima de 130 km/h. 

El equipamento de esta versión es más extenso de lo normal, ya que incluye elementos como las llantas de aleación de 21 pulgadas, frenos cerámicos, suspensión neumática activa, sistema PDDC con estabilizadoras activas para eliminar el balanceo de la carrocería, faros LED o sistema de calefacción y ventilación auxiliar. El precio en España está fijado en 190.387€ para la versión corta y en 204.060€ para la variante Executive.