Así es la versión probada del nuevo Opel Insignia 2020.

Así es la versión probada del nuevo Opel Insignia 2020.

Opel

Opel Insignia: un familiar que destaca por su comportamiento y eficiencia

Realizamos una primera prueba al nuevo Opel Insignia de 2020, que acaba de ser actualizado. Mantiene el bastidor, pero recibe nuevos motores y viene más equipado en seguridad y entretenimiento.

18 octubre, 2020 09:05

Noticias relacionadas

En la sección de Motor de EL ESPAÑOL hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba al nuevo Opel Insignia de 2020. Se trata de una actualización realizada al Opel Insignia de segunda generación, un modelo lanzado en 2017 y que se fabrica en Rüsselsheim (Alemania).

Este nuevo Insignia supone para Opel el último modelo del bastión de General Motors. Recordamos, en este sentido que Opel fue comprada por el Grupo PSA en 2017 y que, desde entonces, todos los modelos se han ido acoplando a las plataformas y motores del grupo francés.

Sin embargo, este Insignia es la excepción que confirma la regla, puesto que todavía mantiene plataforma y motores de General Motors. Entre otras razones porque los modelos con plataforma General Motors no pueden equipar motores de PSA.

De ahí que con esta actualización, Opel pone el punto y final con General Motors para ser una marca 100% del Grupo PSA. Con estos cambios, además, el Opel Insignia estará en los concesionarios hasta 2023, aproximadamente.

A partir de entonces, llegaría una tercera generación del Opel Insignia, ya bajo la plataforma EMP2 del Grupo PSA y con una carrocería, quizás, evolucionada hacia SUV o crossover ante la baja demanda de las berlinas.

La versión probada es el 2.0 diésel de 174 CV caballos.

La versión probada es el 2.0 diésel de 174 CV caballos.

Ventas en España: de más a menos

Desde que el Opel Insignia se lanzara en 2008, podemos decir que este modelo tuvo un buen momento de ventas hasta prácticamente hace tres años. Sin embargo, la última tendencia hace que cada vez se vendan menos este tipo de vehículos.

Por ejemplo, para hacernos una idea, en 2010, cuando la primera generación estaba en pleno auge y en España las berlinas tenían una buena demanda, del Opel Insignia se vendieron cerca de 13.200 unidades.

Sin embargo, si tomamos como referencia el pasado año (2019), ejercicio previo a la crisis del coronavirus, y con la nueva generación del Insignia en pleno auge, las ventas de este modelo fueron solo de 2.223 unidades. A continuación, en este gráfico se puede ver la evolución de las ventas en España de este modelo:

Esto es un claro ejemplo de cómo el tirón de los SUV está acabado radicalmente con las berlinas. No obstante, y hasta que eso ocurra de forma definitiva, hay que reconocer el éxito del Opel Insignia, que ha tenido una buena acogida en Europa y, en especial, en España en sus primeros años.

En total, desde que se pusiera a la venta, Opel ha comercializado 1,2 millones de este modelo, de las que 90.000 unidades se han entregado en España.

Este Insignia está a la venta con carrocería de cinco puertas y familiar.

Este Insignia está a la venta con carrocería de cinco puertas y familiar.

Novedades del Opel Insignia 2020

A la hora de buscar las novedades del Opel Insignia tenemos que decir que no son muy cuantiosas. Principalmente son modificaciones estéticas, un mayor equipamiento y, sobre todo, nuevos motores, que se caracterizan por ser ahora más eficientes.

Comenzando por el diseño, comprobamos que ahora cuenta con un diseño exterior modificado, principalmente en su parte frontal y, ahora, con unos nuevos faros más estrechos, que se ofrecen con tecnología pixel LED. También cuenta con otros elementos característicos como la parrilla activa, que mejora la aerodinámica.

En cuanto al interior, el Insignia sigue caracterizándose por contar con un salpicadero "limpio y orientado al conductor" con materiales de calidad, asientos AGR con función de masaje y ventilación y asientos traseros calefactables.

No obstante, la principal novedad son los motores. Se trata de cuatro posibles mecánicas, todas ellas de General Motors. En diésel, está disponible el tres cilindros de 1,5 litros y 122 CV y el 2.0 de cuatro cilindros con 174 CV caballos. Ambos están disponibles con una cambio manual o bien otro automático.

En la variante de gasolina, se ofrece el 2.0T de 170 CV y 200 CV. Ambos solo se ofrecen con cambios automáticos, no existe la posibilidad de elegir un manual.

Los faros son de nueva generación en el Opel Insignia.

Los faros son de nueva generación en el Opel Insignia.

Todos estos motores se caracterizan porque reducen sus emisiones. De hecho, sorprende que un modelo de este tamaño y sin electrificación alguna por lo que el modelo emite desde 99 gramos de CO2 por kilómetro recorrido con su mecánica de 122 caballos, algo destacable en un modelo del segmento D.

En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo Insignia dispone de control de crucero adaptativo, frenada de emergencia, mantenimiento de carril activo, reconocimiento de peatones o de alerta de tráfico cruzado trasero, entre otros.

Y en relación a los precios este nuevo Insignia ya está disponible en España por un precio que parte de los 33.500 euros con su mecánica diésel de 122 caballos, mientras que el tope de gama parte de unos 45.000 euros. Asimismo, la firma prevé lanzar una versión GSI de 230 caballos más adelante.

La parrilla es activa, lo que proporciona una mejor aerodinámica.

La parrilla es activa, lo que proporciona una mejor aerodinámica.

Al volante

Esta primera prueba del nuevo Opel Insignia la hemos realizado con la variante familiar (conocida como Sports Tourer) con el motor 2.0D de 174 CV y el cambio automático de ocho velocidades.

Y lo cierto es que este Insignia nos ha dejado un buen sabor de boca. De hecho, a nuestro juicio un modelo de estas características tiene mucho más sentido que los todocaminos, tan de moda actualmente.

El Insignia es una berlina de gran tamaño.

El Insignia es una berlina de gran tamaño.

Tal es así, que ofrecen unos asientos traseros más habitables y, lo que es más importante, una mayor capacidad del maletero. Por no hablar de que ofrece un mayor dinamismo, balancea menos que un SUV y también es más eficiente.

Sin embargo, como los SUV están de moda, las berlinas se están desangrando y el Opel Insignia no iba a ser una excepción. Tal es así que incluso se especula con que la próxima generación ya sea de tipo SUV o crossover.

Este coche es el último 'bastión' de General Motors.

Este coche es el último 'bastión' de General Motors.

A nuestro juicio, el Insignia sobresale por su buen comportamiento, habitabilidad, maletero y eficiencia de los motores. Es cierto que este motor diésel probado es algo rumoroso en aceleraciones fuertes desde parado. Y también hay que señalar que el Insignia tiene demasiada botonería en su interior, si lo comparamos con los modelos que existen en la actualidad.

Pero, no obstante, seguimos pensando que el Insignia es un gran rodador. Un coche que elegiría sin dudarlo a la hora de realizar un gran viaje con la familia.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 7,5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 8
Precio: 7

Puntuación final: 7,78