Nissan

El Nissan Kicks llega a USA como sustituto del Juke ¿También en Europa?

9 diciembre, 2017 12:27

¿Globo sonda o un simple producto dirigido especialmente al mercado estadounidense? Esa es la pregunta que ha surgido cuando hemos podido conocer la presentación del nuevo Nissan Kicks, mostrado al público con el inicio del Salón del Automóvil de Los Ángeles y que nos deja entrever un SUV de tamaño pequeño, con un diseño actualizado que puede encajar también con la propuesta de Nissan en el Viejo Continente.

No es de descartar que con el lanzamiento de este nuevo Nissan Kicks, la marca este anticipando lo que puede ser el recambio natural para el veterano Nissan Juke, sin duda el crossover más antiguo de un segmento que no ha dejado de crecer durante el último año. En este caso, estaríamos hablando de una propuesta muy continuista que incorpora nuevas características como la carrocería bi-tono, llantas de grandes dimensiones y un equipamiento tecnológico que pueden atraer a los más jóvenes.

nissan-kicks-eeuu-2018-5

nissan-kicks-eeuu-2018-5

Anunciado por 19.000 dólares en Estados Unidos a partir de la primavera de 2018, la estética de este nuevo modelo de Nissan estará marcada por siete colores distintos de carrocería y cinco combinaciones techo-carrocería. En el interior, nos encontramos con un completo sistema de infoentretenimiento, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, además de una pantalla táctil capacitiva de 7 pulgadas que preside el salpicadero. En cuanto al volante, es el mismo que el que ya incorpora la última generación del Qashqai. Un completo sistema de sonido firmado por Bose, así como sistemas de seguridad como la frenada automática, la alerta de vehículos en el ángulo muerto o la alerta de tráfico cruzado completan su equipamiento.

Por dimensiones, se espera que esté situado entre el Nissan Juke y el Nissan Qashqai, prometiendo a sus compradores un gran espacio para las plazas traseras y el maletero más grande dentro de su categoría a pesar de que la silueta exterior presenta cierta caída de techo para darle un mayor aíre coupé. Un estilo muy europeo en el que sólo desentona el apartado mecánico, donde sí se adaptar al 100% al gusto norteamericano, presentando un motor 1.6 atmosférico de 125 CV acoplado a una caja de cambios CVT con variador continuo que trasladará la potencia al eje delantero.