Nissan

El Nissan Leaf se renovará en 2018 y ofrecerá conducción semi autónoma

10 enero, 2017 16:02

El Leaf es uno de los mayores éxitos de Nissan de los últimos años, no en volumen de ventas, sino en imagen de marca. El compacto japonés es el coche eléctrico más vendido del mundo, y desde su lanzamiento a finales de 2010 ha conquistado a más de 250.000 clientes a lo largo y ancho del globo. 

Sin embargo, la competencia aprieta, y el actual Leaf ha comenzado a quedarse algo rezagado respecto a sus rivales, por lo que desde Nissan están preparando ya la llegada de una importante actualización -no una nueva generación, que llegará en 2020- con la que revitalizar las ventas del compacto eléctrico. 

El nuevo Leaf llegará en 2018 con un diseño más moderno, así como un interior con mejores calidades. Gracias a que el Leaf es un modelo de concepción eléctrica desde el inicio, es capaz de ofrecer características mejor rematadas que las de sus rivales como el espacio interior o la capacidad del maletero. 

Actualmente el Leaf ofrece una autonomía máxima de 250 km gracias a una batería de 30 kW. Es una cifra menor de la que ya ofrecen rivales como el VW e-Golf (300 km) o el Renault Zoe, que en su nueva versión con batería de 40 kWh homologa 400 km de autonomía. Con la llegada del renovado Leaf se espera que se mejore este aspecto con la instalación de baterías de mayor capacidad que ampliarán la autonomía hasta, como mínimo, los 300 km reales, lo que supone 400 km de homologación. 

Además de un aumento en la autonomía, el nuevo Leaf disfrutará de un sistema de asistencia a la conducción semi autónoma, lo que hará del Leaf uno de los eléctricos más avanzados del mercado. El sistema no es nuevo, se denomina Nissan ProPilot y será capaz de mantener al Leaf en el carril escogido, actuando tanto en el freno y acelerador como en la dirección. 

Este sistema es solo un paso inicial en la estrategia de Nissan, que en 2018, justo después del lanzamiento del Leaf, pretende estrenar la segunda generación del sistema ProPilot, ya siendo capaz de hacer cambios de carril de forma autónoma. De esta manera, el Leaf complementará sus capacidades urbanas con un mayor confort y seguridad en desplazamientos interurbanos.