Nuestro conductor nos abre la puerta para introducirnos en el Mercedes Clase S.

Nuestro conductor nos abre la puerta para introducirnos en el Mercedes Clase S. José Luis Cano

Mercedes-Benz

Mercedes Clase S: así viajamos (por un día) como el rey Felipe… o incluso mejor

Nos subimos en el asiento trasero del Mercedes Clase S, una nueva generación de este coche utilizado por Casa Real, entre otros.

6 diciembre, 2020 08:39

Noticias relacionadas

Hoy Mercedes nos ha propuesto algo diferente. Nos ha pedido que conozcamos su último modelo… pero desde otro punto de vista. Hablamos del Mercedes Clase S, la berlina más lujosa y tecnológica creada por la marca alemana.

Eso sí, en esta ocasión, desde Mercedes buscan que esta primera toma de contacto sea viajando desde la parte trasera del vehículo. Quieren que, por un momento al menos, sintamos cómo viajan aquellas personas 'importantes' que suelen desplazarse con chofer.

Hablamos por ejemplo de personalidades como el rey Felipe que también utiliza un Mercedes Clase S (blindado) cuando tiene algún acto oficial.

Un modelo, el del Rey, que, curiosamente, es más 'atrasado' respecto del coche que hoy probamos.

Entre otras razones, porque el Clase S en el que viaja el Rey de España es un vehículo que, si bien está blindado, hay que reconocer que es menos tecnológico puesto que se corresponde con la anterior generación de este Clase S.

Nuestro conductor, al volante del Mercedes Clase S.

Nuestro conductor, al volante del Mercedes Clase S.

Llega nuestro conductor

Mientras repasamos, los principales avances que tiene el modelo, nos llaman al teléfono. Al otro lado está Alejandro, nuestro conductor del Clase S, que ya nos espera ya en la calle.

Así que bajamos raudos para ver el modelo, el cual, una vez junto a él, tenemos que reconocer que impresiona. No es fácil ver una berlina tan larga por la calle, con ese color negro brillante y unos faros que denotan la última tecnología.

Rápidamente Alejandro nos abre la puerta del S 500 para que entremos y comencemos a disfrutar del trayecto.

El recorrido no es excesivamente largo. En concreto, nos desplazaremos desde Madrid y hasta el Parador de Alcalá de Henares, donde allí nos esperan los responsables de Mercedes para contarnos las novedades del Clase S.

Los coches preparados en el Parador de Alcalá de Henares.

Los coches preparados en el Parador de Alcalá de Henares.

Comienza el viaje

Nada más sentarnos dentro del coche, apreciamos la calidad y el confort absoluto con el que viajan estas personalidades.

Todo en él nos parece de una clase superior. Desde el cierre de las puertas, la insonorización, la calidad de los asientos, el espacio para las piernas (y eso que estamos en la versión de batalla corta)…

No obstante, si hay algo que verdaderamente nos llama la atención en este modelo, elegimos la enorme pantalla central. Se trata de un cuadro digital de 12,8 pulgadas que nos sorprende por su nitidez y calidad de imagen, entre otras razones porque utiliza la tecnología OLED. Esta tecnología de diodos orgánicos de luz, además, elimina brillos y también los reflejos al sol.

A ello se suma, que puede incorporar hasta cinco pantallas, que se pueden compartir contenidos entre las mismas y que cuenta con sonido 4D…

Por no hablar del MBUX (así llama Mercedes a su sistema operativo) de nueva generación. Este cerebro del nuevo Clase S está disponible en todos los asientos del vehículo (desde cada uno de ellos se pueden manejar programas como Spotify, Amazon Musica…) y tiene diferentes niveles de seguridad como la autentificación biométrica...

Trasera del Mercedes S 500.

Trasera del Mercedes S 500.

La berlina más vendida

Pasan los kilómetros y en cuestión de minutos ya hemos llegado a nuestro primer destino: el Parador de Alcalá de Henares. Allí, nos esperan los compañeros del departamento de Comunicación de Mercedes, quiénes nos dan algunos detalles más de este modelo.

Por ejemplo, inciden en señalarnos que el Clase S es el buque insignia de la marca. También nos comentan que lleva fabricándose desde 1972, con un total de cuatro millones de unidades vendidas en todo el mundo (500.000 de ellas de la última generación).

Y nos señalan que el principal cliente de este tipo de vehículo es el usuario chino, puesto que China supone el 33% de las ventas.

A la hora de habla de su acogida en España, nos comentan que el Clase S es la berlina premium líder en nuestro país de la última década.

Una característica que nosotros podemos comprobar, si bien observamos que el BMW Serie 7 le pisa los talones (el Audi A8 queda algo más rezagado, tal y como se puede ver en el cuadro de ventas)…

  Audi A8 BMW Serie 7 Mercedes Clase S
2009 149 380 374
2010 218 267 290
2011 270 260 211
2012 184 256 137
2013 116 118 158
2014 196 187 428
2015 209 209 400
2016 157 433 343
2017 100 396 348
2018 199 369 360
2019 175 320 259
2020 90 190 134
       
Total 2.063 3.385 3.442
Este Mercedes podrá admitir una autonomía de nivel 3.

Este Mercedes podrá admitir una autonomía de nivel 3.

En marcha

Una vez que conocemos lo importante que ha sido para Mercedes este modelo, comienza de nuevo la segunda parte de la jornada. En esta ocasión, dejaremos las plazas traseras para pasar al asiento del conductor.

Por delante tenemos otros cerca de 50 kilómetros en los que seremos nosotros los que conduzcamos el vehículo. Así que dicho y hecho. Nos sentamos al volante del coche y uno de los primeros elementos que nos llama la atención son unos 'cojinetes' a la altura del cuello.

Tras llevar varios años probando coches, esta es la primera vez que nos encontramos con estos elementos, que nos resultan muy curiosos y confortables.

Continuamos observando el modelo y nos sorprende el cuadro de instrumentos en tres dimensiones. El coche dispone de unas microcámaras que leen la posición de los ojos para situar el cuadro de instrumentos en la posición idónea.

La conducción autónoma funciona con sensores de radar.

La conducción autónoma funciona con sensores de radar.

'Head up display' con realidad aumentada

Es otro de los elementos que más nos ha gustado del coche. Se trata del 'head up display'. Esto es la pantalla digital que se proyecta en el parabrisas. Es, sencillamente, espectacular. Probablemente el mejor cuadro digital proyectado que hemos visto hasta ahora.

No solo por su gran cantidad de información (muestra la velocidad, el control de velocidad de crucero, los asistentes, la limitación de velocidad, las indicaciones del navegador), sino por la realidad aumentada. Sobre todo por una serie de flechas que se mueven (como si flotaran) para indicarnos las direcciones que tenemos que tomar, así como más información alternativa.

Al volante del Mercedes Clase S.

Al volante del Mercedes Clase S.

Potencia elevada

Seguimos con nuestra marcha y llega el momento de analizar el motor. Recordamos, en este sentido, que se trata del S 500, que incorpora un motor de seis cilindros con más de 435 CV y 520 Nm. de par.

Un motor que, además de su elevada potencia y sobresalientes prestaciones, está asociado a un sistema de hibridación ligera que le ayuda en momentos como la aceleración, permite un start/stop más largo y le confiere la etiqueta ECO, lo que es una auténtica garantía de para adentrarse en el centro de grandes ciudades como la almendra central de Madrid.

Otro aspecto que nos fascina de este coche (además de su confort de marcha y su aislamiento acústico) es el sistema de suspensión. Sobre todo si 'jugamos' con los diferentes modos de conducción y la suspensión 'Airmatic'.

De esta manera, podemos pasar de un modo 'confort' donde el coche parece una alfombra mágica que se superpone sobre el asfalto; a un modo más dinámico donde la carrocería se sujeta a la perfección ante las irregularidades del asfalto.

Pantalla OLED del Clase S.

Pantalla OLED del Clase S.

Con piloto casi automático

Sin duda es, a nuestro juicio, el aspecto que más nos ha sorprendido en este Clase S. Hablamos de las ayudas a la conducción que permiten una conducción semiautomática.

De hecho, Mercedes asegura que en la segunda mitad de 2021 conseguirá el nivel 3 de conducción autónoma y afirma que podría disponer también de un nivel 4 para que el coche se mueva solo en un parquin.

Esto, lo ha conseguido Mercedes introduciendo diferentes elementos como sensores LIDAR y diferentes cámaras. Recordamos en este sentido que un nivel 3 permitiría circular hasta 60 km/h por un carril y en vías con una mediana de por medio y sin prestar atención a la conducción.

Lo cierto es, en marcha hemos comprobado como el coche va leyendo las líneas de la carretera, girando el volante a la perfección para mantenernos en ellas. Y si además soltamos el volante (dejando las manos cercas y con total seguridad) vemos como el coche sigue la trayectoria marcada por la carretera a la perfección. Es, sin duda, el mejor asistente a la conducción que hemos probado hasta ahora.

Tiradores de las puertas del Clase S.

Tiradores de las puertas del Clase S.

Con airbags traseros

Es otra de las innovaciones que incorpora este Clase S. Hablamos de los airbags situados en las plazas traseras.

Unos airbags que emergen de los respaldos posteriores y que protegen a los ocupantes traseros en caso de impacto.

Emblema del fabricante alemán.

Emblema del fabricante alemán.

Más fácil de aparcar

Nuestra ruta ha terminado. Llega el momento de volver al Parador de Alcalá de Henares. Otra decena de kilómetros para poder disfrutar del modelo.

Una vez finalizado el recorrido, toca aparcar el modelo. Sin duda, algo que sería complicado, con el Clase S es mucho más fácil gracias a su eje trasero direccional.

Como las ruedas traseras giran hasta 10 grados, cuentan con diámetro de giro dos metros inferior, es decir, que pasa de los 12,8 metros hasta los 10,8 metros.

El S 500 es todo un clásico en Mercedes.

El S 500 es todo un clásico en Mercedes.

Nos ha encantado

Es la conclusión final. Este Clase S es el coche más evolucionado que hemos probado hasta la fecha. Es sencillamente un espectáculo de vehículo, un coche que te demuestra que la conducción semiautónoma está a la vuelta de la esquina.

Por unos minutos hemos podido conducir y (ser llevados) es un Mercedes Clase S. Hemos vivido en primera persona la enorme tecnología que incorpora y también hemos podido intuir qué es lo que sienten diferentes personalidades (como el rey Felipe) cuando se desplazan en las plazas traseras de un coche de representación. Sin duda… una experiencia inolvidable.

Estos son los Mercedes Clase S utilizados por la familia real.

Estos son los Mercedes Clase S utilizados por la familia real.