Mercedes-Benz

Pura elegancia. El Mercedes Clase S 2018 se presenta con novedades

Iván Fernández

Prácticamente no se están dejando nada por desvelar para el gran día. El Salón del Automóvil de Frankfurt se acerca y Mercedes-Benz ha mostrado durante las últimas horas las primeras imágenes del nuevo Mercedes Clase S Coupé 2018 y la de su variante versión descapotable. Ambos vehículos, considerados los grandes buques insignia de la firma de la estrella llegarán al mercado tras el salón germano con ligeras mejoras, tanto de rendimiento como estéticas, así como la llegada de nuevos propulsores.

La apariencia estética se centra básicamente en cambios en los paragolpes y en los grupos ópticos. En este caso, la parte trasera recibe unas nuevas ópticas OLED de serie, las cuales se convierten en la principal novedad dentro de este ligero facelift que reciben los Mercedes Clase S Coupé y Mercedes Clase S Cabrio. En cuanto al interior, se estrena nuevo sistema de multimedia, completado con dos grandes pantallas de 12 pulgadas en las que se reflejará el cuadro de instrumentación y el control del sistema de infoentretenimiento.

Se ha procedido también a la instalación de un nuevo volante y navegador, así como conectividad Apple CarPlay y Android Auto, carga inalámbrica y la opción de utilizar el smartphone como llave. Dentro del equipamiento opcional, se ofrece la opción del Energizing Confort Control, el cual permite al conductor o al acompañante predefinir unas opciones para el habitáculo como la música, la luz ambiental o la función masaje de los asientos.

En cuanto a las novedades mecánicas, tanto las versiones S 560 Coupé como la S 560 Cabrio, Mercedes pone a disposición de los clientes el motor V8 de 4 litros biturbo, el cual es capaz de entregar 469 CV de potencia y un par máximo de 700 Nm, además de la opción de desactivar cuatro de los ocho cilindros con el fin de reducir consumos. Sus prestaciones le permiten completar el 0 a 100 km/h en apenas 4,6 segundos, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Esta variante de la Clase S está disponible en tracción total además del modelo de propulsión.

En lo que respecta al Mercedes S 450 Coupé, se equipa un propulsor V6 de 3 litros, cuya potencia es de 367 CV y un par de 500 Nm. En su caso, se opta por una transmisión automática de doble embrague 9G-Tronic, lo que le permite circular con el motor desacoplado a la caja de cambios. Su 0 a 100 km/h se sitúa en unos competitivos 5,5 segundos, con un consumo medio de 8,9 l/100 km por los 8,1 del S 560 Coupé. Por último, destacar que la suspensión adaptativa también recibe grandes novedades, estrenando el Magic Body Control, sistema que permite copiar mucho mejor el terreno cuando el vehículo rueda por encima de los 180 km/h.