Kia

El KIA Picanto X-Line muestra la imagen más campestre del urbanita

13 septiembre, 2017 19:07

En pleno ‘boom’ de los crossover, prácticamente todos los fabricantes se han abierto un hueco dentro del segmento con un modelo específicamente diseñado para el mismo. Otros, han preferido adaptar algunos de sus modelos más exitosos a esta estética y características. Un ejemplo de este último grupo ha llegado de la mano de KIA, el cual ha presentado un anticipo del KIA Picanto X-Line que se presentará dentro de unos días en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

El utilitario de la firma surcoreana pasa de ser un utilitario más para adaptar también la imagen de un crossover compacto. Sin demasiadas modificaciones, el X-Line pasa a ofrecer una imagen colorida y robusta, a través de la llegada de nuevos refuerzos plásticos a los pasos de rueda, así como una parrilla muy colorida y además un rediseño del paragolpes delantero que permite la introducción de una nueva protección en los bajos plateada, la cual llega para realizar dicha función de seguridad cada vez que el conductor abandone el asfalto para visitar las pistas de tierra.

Obviamente, sin grandes modificaciones que mejoren sus prestaciones off-road, este nuevo KIA Picanto de la gama X-Line no ofrecerá las mismas cualidades que otros vehículos diseñados específicamente para compaginar una conducción diaria en ciudad y carretera con alguna escapada de fin de semana al campo. Sí ha aumentado la altura libre respecto al suelo, en 1,5 centímetros respecto a la versión convencional, algo que no permitirá demasiadas alegrías a la hora de conducir por roderas, trialeras o pistas pedregosas, un terreno que sigue siendo coto privado para los todoterrenos.

En cuanto a esa imagen más campera y robusta, se ve complementada con la llegada de unas nuevas llantas de aleación de 16 pulgadas, así como ópticas de iluminación diurna LED y una nueva antena para el techo en forma de aleta de tiburón. Todo ello ofrece un aspecto más dinámico que también se ha llevado al interior, con un habitáculo más colorido, recibiendo nuevas costuras para el tapizado de los asientos o en elementos como el volante o la palanca de cambios.

En lo mecánico, el KIA Picanto X-Line montará de serie el nuevo motor 1.0 T-GDI de tres cilindros y sobrealimentación por turbocompresor, el cual se convierte en la variante del Picanto más potente con unos nada despreciables de 100 CV que si bien no permitirá muchas alegrías sí ofrecerá un rendimiento suficiente para su uso en el día a día y unos consumos en ciclo mixto NEDC que lo sitúan en 4,5 litros a los 100 kilómetros.

kia-picanto-x-line-04

kia-picanto-x-line-04