Hyundai

La nueva generación de Hyundai i30 más tecnológica y atractiva

La firma coreana sigue renovando su gama. El siguiente en sufrir el proceso de cambio es el Hyundai i30, el cual llega al viejo continente con una imagen aún más europea, estando disponible para todos los interesados a partir de principios de año. Seguirá siendo uno de los pilares sobre los que se basa la estrategia comercial de un fabricante que se ha ido haciendo poco a poco hueco entre las principales marcas de automóviles del planeta.

Tras un primer vistazo durante el pasado Salón del Automóvil de París, el Hyundai i30 ha sido presentado cargado de novedades, tanto interior como exteriormente. Destaca una nueva imagen, más marcada, con la que planea atraer a un mayor rango de edad en uno de los segmentos más competidos del mercado en Europa.

El compacto asiático, que se está produciendo en la factoría que posee la marca en Nosovice, República Checa, intentará superar el éxito cosechado por sus dos generaciones anteriores, las cuales llevan más de 800.000 unidades fabricadas. Para ello, se le ha puesto a punto en el Centro Técnico de Hyundai Motor Europa en Rüsselsheim y ha sido probado exhaustivamente en el circuito de Nürburgring.

 El diseño de la carrocería es completamente nuevo, siendo más largo, ancho y bajo que su antecesor, luciendo nuevos detalles cromados y líneas más elegantes y atractivas, en las que destaca la rejilla hexagonal delantera, seña de identidad de la nueva generación de Hyundai. Las nuevas cotas han permitido ganar en comodidad, con un interior más amplio y mayor espacio en el maletero.

En el interior, la tecnología ha cobrado gran protagonismo, con una gran pantalla presidiendo la consola central y un gran equipamiento en materia de seguridad, incorporando desde las versiones más básicas el HASP (Hyundai Active Safe Pack), el cual incorpora sistemas como la frenada autónoma de emergencia, sistema activo de cambio involuntario de carril, detector de fatiga y control de crucero.

En cuanto a las motorizaciones, el 1.4 turbo de cuatro cilindros y 140 CV de potencia seguirá siendo la estrella del catálogo. Tanto esta versión como la 1.0 de tres cilindros contarán con tecnología Kappa TGDI y al igual que los propulsores diésel, dispondrán de tecnología BlueDrive. Las trasmisiones irán desde la caja de 6 velocidades manual a los cambios automáticos con doble embrague y 7 velocidades.

Habrá tres acabados genéricos, entre los que se encuentran el KLASS, TECNO y STYLE, con la versión más básica de todas, el motor 1.0 TGDI de 120 CV con el acabado KLASS, disponible con un precio de lanzamiento de 14.900 € con los pertinentes descuentos aplicados.