Ford

Ford Focus Electric 2017, del 0 al 80% de carga en media hora

Ford ha presentado la versión 2017 del Focus Electric, la variante 100% de su modelo compacto. El Focus sufrió una ligera actualización en 2015 que trajo consigo un diseño más conseguido tanto en el interior como en el exterior, así como una mayor carga tecnológica. Sin embargo, también supuso la desaparición de la versión eléctrica. 

Ahora, con la llegada de 2017, desde Ford se han puesto las pilas -nunca mejor dicho- y han vuelto a lanzar una versión 100% eléctrica en vista de la imparable tendencia del mercado, que ha visto como la oferta de modelos eléctricos ha aumentado de forma exponencial en un corto periodo de tiempo. 

El nuevo Focus Electric gana en presencia visual gracias a la imagen del actual Focus, más refinada y atractiva que antes. En el interior, los materiales de construcción están mejor escogidos, y el nuevo sistema multimedia SYNC 3 ofrece grandes dosis de conectividad a través de una app para Smartphone. 

Sin embargo, lo más importante del nuevo Focus Electric se encuentra escondido bajo la carrocería. Para empezar, el Focus mantiene el motor eléctrico de 145 CV, continuando como uno de los eléctricos más potentes del mercado. Sin embargo, la batería que lo alimenta prácticamente dobla su capacidad hasta alcanzar los 33.5 kWh. 

Ahora, la autonomía homologada es de 225 km, lo que supondrán algo menos de 200 km en situaciones reales de circulación. Gracias a la presencia de un sistema de carga combinado, el Focus Electric 2017 será capaz de recargar su batería a través de los sistemas de carga rápida presentes en Europa, permitiéndole alcanzar un 80% de carga en media hora. 

Esta característica es uno de los grandes argumentos del Focus Electric 2017, máxime si tenemos en cuenta que el conductor medio europeo no supera, de media, los 45 km de recorrido con el coche, y que el 90% de los conductores europeos no superan los 100 km diarios circulando. 

Sin embargo, la autonomía homologada se antoja algo escasa para los tiempos que corren. La mayoría de sus rivales ya superan esta cifra, hasta el Nissan Leaf, uno de los más veteranos con sus 250 km de autonomía homologada, ofrece una cifra superior, por no hablar del VW e-Golf con sus 300 km o el Renault ZOE, que ya supera los 400 km.