Ferrari

El último LaFerrari producido ha sido subastado por 7 millones

El pasado fin de semana, en Daytona (EE.UU.), durante las Ferrari Finali Mundiali celebradas por la marca italiana, el último Ferrari LaFerrari producido ha sido subastado por una buena causa. Aunque ha sido fabricado a propósito para la subasta, a la marca de Maranello no le ha importado lo más mínimo, pues el dinero recaudado ha ido a parar a ayudar las victimas del terremoto del centro de Italia. 

En principio solo se iban a fabricar 499 unidades, y de hecho la última salió de la fábrica a finales de 2015, cuando el último LaFerrari fue vendido por 1.3 millones de euros. Ahora, se ha lanzado su versión descapotada, el LaFerrari Aperta, así que se animaron a hacer esa unidad extra por una buena causa.

El precio que ha alcanzado el Ferrari LaFerrari número 500 ha sido de 7 millones de dólares. Al cambio son 6,5 millones de euros, y esto hace que rompa dos récords, el de LaFerrari más caro en subasta, pues el último vendido no legó a los 5 millones, y el coche del siglo XXI más caro en subasta, pues estos precios son más comunes en clásicos. RM Sotheby´s fue la encargada de la subasta sin cobro ninguno por dicha labor, dado sus fines benéficos. Para tan importante acción se eligió la última prueba de las Ferrari Finali Mundiali en Daytona, donde centenares de propietarios de "cavallinos rampantes" se reunieron.

Hay que recordar las cifras de infarto de este bólido, que son 963 CV con los que es capaz de alcanzar el 0 a 200 km/h en menos de 7 segundos y llegar hasta los 350 km/h. Además se ha personalizado de manera especial para la ocasión. En lugar de ir a parar al museo de Ferrari, la marca decidió subastarlo para ayudar a su país. Porta la bandera italiana en el morro, así como dos líneas blancas que van de extremo a extremo de su perfil. Para poder identificar esta unidad, se incorporará una placa acreditativa, para que todos sepan que ese coche ayudó a una buena causa.