El consorcio alemán BMW comercializó 2,32 millones de vehículos en todo el mundo en el conjunto de 2020, un 8,4% de retroceso en la comparativa interanual, mientras que en diciembre mejoró un 3,2% sus entregas, hasta 686.069 unidades, según datos publicados por la empresa.

Noticias relacionadas

BMW señaló que en 2020 logró cumplir con las exigencias de emisiones de la Unión Europea (UE), gracias, principalmente, al empuje que han tenido las matriculaciones de vehículos electrificados en sus volúmenes totales.

"Respondimos a los efectos de la pandemia de coronavirus con gran agilidad en la gestión de ventas y de producción. Como resultado, tuvimos éxito al finalizar el año con un sólido cuarto trimestre y, una vez más, lideramos el segmento premium en todo el mundo", aseguró el responsable de Cliente, Marca y Ventas del grupo, Piete Nota.

La marca BMW finalizó 2020 con unas entregas mundiales de 2,02 millones de unidades, un 7,2% menos, y con 600.799 unidades comercializadas en el último mes del año, un 4,3% más, mientras que Mini redujo un 15,8% sus ventas mundiales el pasado ejercicio, con 292.394 unidades, y un 3,7% las mensuales, con 84.165 unidades.

En cuanto a las matriculaciones de vehículos electrificados de BMW, el volumen de este tipo de modelos se situó en 192.646 unidades al cierre de 2020, un 31,8% más, y en 76.246 unidades en diciembre, un 55% más.

La firma Rolls-Royce, por su parte, contabilizó un volumen mundial de ventas de 3.756 unidades en el año que acaba de concluir, un 26,4% menos, con 1.105 unidades matriculadas en diciembre, un 20,7% menos. Además, la división de motocicletas BMW Motorrad redujo un 3,4% sus registros anuales, con 169.272 unidades, y los incrementó un 3,8% el mes pasado, con 39.673 unidades.