BMW

Así es la nueva generación del BMW X3, renovada para luchar con garantías

28 junio, 2017 11:00

BMW ha presentado la nueva generación del que se ha convertido en uno de sus productos más importantes en términos de volumen de ventas. Desde su lanzamiento en el año 2003, la firma alemana ha despachado más de 1.5 millones de unidades del X3, su crossover medio, que ahora se renueva por completo. 

El X3 se lanzó a principios de siglo por primera vez tras ver como el X5 triunfaba de forma rotunda allá donde se comercializase. BMW tomó la decisión de crear un modelo algo más compacto, más utilizable en las grandes ciudades, pero que mantuviese intacto el carácter de la familia X. Tal es así que, a día de hoy, de cada tres BMW que se venden en todo el mundo, uno de ellos pertenece a la gama X. 

La nueva generación del BMW X3 destaca por una imagen más personal que nunca, que pretende marcas diferencias con sus hermanos de gama. La personalidad de este modelo se ve reflejada en un frontal muy agresivo, con unos riñones más grandes que nunca y unos grupos ópticos más pequeños. En general, las líneas del nuevo X3 están más marcadas con el fin de mejorar su apariencia. 

El habitáculo de la tercera generación del BMW X3 ha dado un gran paso adelante tanto en términos de diseño como en calidades, donde el anterior X3, un modelo ya veterano, flaqueaba frente a rivales más atractivos visualmente y con una carga tecnológica netamente superior. 

Las líneas del salpicadero recuerdan enormemente al de las últimas creaciones de la marca, con una clara tendencia al minimalismo, y unos trazos similares al de los Serie 5 y Serie 7. El nuevo X3 disfruta por primera vez de elementos como la instrumentación digital o el sistema iDrive Controller, que permite ejecutar determinadas funciones del sistema multimedia mediante gestos con la mano. 

La otra gran novedad en términos tecnológicos es la aparición, a partir del mes de diciembre, de un sistema de conducción semiautónoma que, en algunas situaciones, permitirá despreocuparse del volante, siendo el vehículo capaz incluso de realizar cambios de carril en autopista.

Mecánicamente el BMW X3 estrena una plataforma más ligera, que combinada con un coeficiente aerodinámico más reducido mejora la eficiencia de unos motores que han sido puestos a punto para la ocasión. En gasolina son tres las opciones, un xDrive20i de 184 CV de potencia, un xDrive30i de 252 CV de potencia y, por primera vez en un X3, un M40i con 360 CV firmado por M Performance. En diésel serán dos las alternativas, un xDrive 20d de 190 CV y un xDrive 30d de 265 CV.