El nuevo Audi Q2 incorpora algunos cambios estéticos.

El nuevo Audi Q2 incorpora algunos cambios estéticos.

Audi

Audi Q2 2021: el SUV premium líder del segmento se renueva… estos son sus cambios

El nuevo Audi Q2 ofrece novedades en el diseño y más equipamiento para continuar siendo el líder de la categoría de los SUV premium urbanos.

26 diciembre, 2020 00:18

Noticias relacionadas

El Audi Q2 es un modelo clave para la estrategia de Audi, principalmente en Europa. Desde que Audi lanzara el Q2, en el año 2016, la firma de los cuatro aros ha comercializado algo más de 27.000 unidades, solo en España.

Esta cifra ha permitido colocar al Q2 como uno de los modelos de mayor éxito de Audi en los últimos años y solo por detrás de sus coches de mayor éxito como son el A1, A3 y el Q3. Tal es así, que el Q2 es el segundo SUV más vendido de Audi, solo por detrás del mencionado Q3 y superando al Q5 otro coche con una gran tradición.

El Q2 no solo ha sido un coche de éxito para Audi sino que, además, le ha permitido a la firma premium liderar la categoría de los SUV urbanos. Recordamos en este sentido que BMW, como marca, no tiene un coche en este segmento, ya que deposita toda su fuerza competidora en Mini, con el Countryman.

Y entre el Audi Q2 y el Mini Countryman, desde aquí ya podemos avanzar que el modelo de los cuatro aros tiene mucho más éxito (en ventas) que el Countryman. En 2019, por ejemplo, se vendieron 4.462 unidades del Mini Countryman, frente a las 8.062 unidades del Audi Q2.

Y cierra el círculo el hecho de que otro de sus grandes competidores, Mercedes, no tiene un rival en el segmento de los SUV urbanos, ya que el primer todocamino de la marca de la estrella es el Mercedes GLA.

Dicho, esto desde aquí ponemos en valor la estrategia inteligente de Audi de adentrarse en un nicho de mercado para una firma premium. Una decisión inteligente que, si bien adquiere menor rentabilidad por cada unidad vendida, sí permite sumar a la marca nuevos clientes que luego puedan ascender hacia otros modelos de mayor empaque.

¿Qué tiene de nuevo el Audi Q2 de 2021?

Dado que el Audi Q2 es un modelo de 2016, ahora, por tanto, toca desde la marca alemana que sea renovado. Una actualización que le permitirá mantenerse en los concesionarios hasta aproximadamente 2023 o incluso 2024.

A partir de entonces, podría llegar una segunda generación de este Q2, basado ya en la plataforma MQB-Evo que permite electrificación, cuestión que este Q2 por el momento no admite, es decir solo está a la venta con gasolina y diésel, pero sin versiones electrificadas.

Por ello, este Audi Q2 de 2021 incorpora algunos cambios que afectan al diseño, al equipamiento y a una gama de motores más eficiente.

Comenzando por los cambios de diseño, una vez junto a él vemos que la parrilla (la parte del frontal que Audi denomina 'singleframe') es más baja y en el capó se han introducido nuevas entradas de aire (un detalle que ya habíamos visto en otros modelos como el Audi A1). A ello se suma, también en la parte delantera, un nuevo diseño en la parte inferior del parachoques y otras entradas de aire de nueva configuración en la parte baja.

En cuanto a la zaga, llaman la atención los paragolpes, que también reciben nuevo diseño en las inserciones laterales.

Una de las opciones más interesantes que puede incorporar este Audi Q2 (es un elemento opcional) son los faros Matrix led (los led son de serie). Estos Matrix led son unos grupos ópticos de última generación que lo que hacen es formar un haz de luz inteligente, formado por siete leds individuales, que se encienden y se apagan según sean las condiciones de la circulación. Así el conductor puede ver la mayor parte de la carretera sin deslumbrar a los conductores que nos rodean.

Cierran la lista de elementos0 de iluminación, un total de 10 diez diodos luminosos de forma romboidal que generan la luz diurna, mientras que otros 7 led adicionales se asocian a los intermitentes dinámicos.

Novedades en el interior

Una vez dentro del coche, vemos que las novedades son prácticamente imperceptibles, ya que los principales cambios afectan a molduras, inserciones y calidad de los tejidos… pero poco más. No obstante, sigue siendo un interior cuidado, con unos ajustes encomiables y una posibilidad de equipar el coche con elementos de segmento superior.

Así, por ejemplo, contamos con un cuadro de instrumentos digital, con pantalla a color y de un tamaño grande: 10,2 pulgadas. Del centro de la consola también sobresale la pantalla central que puede llegar hasta las 8,3 pulgadas con el sistema MMI Navegación plus.

Motores

En esta primera toma de contacto, hemos podido conducir la versión 35 TFSI, que incorpora el motor 1.5 TSI del Grupo Volkswagen con 150 CV de potencia. La variante elegida, además, incorpora el cambio automático (también está disponible en manual).

Si bien la mayoría de los clientes de Audi, en torno al 61%), eligen versiones con motor diésel, a nuestro juicio, al ser un coche con un enfoque más urbano y no destinado a hacer un número excesivo de kilómetros, desde aquí pensamos que es más recomendable la opción de gasolina.

Y entre los gasolina, están el probado 35 TFSI que se caracteriza por su finura y buenas prestaciones. Y también el 30 TFSI de 110 CV (solo con cambio manual). Este otro motor también pensamos que puede ser una opción más que lógica para este coche. Para los que busquen mayores prestaciones, en el otro extremo el todavía más potente 40 TFSI con el motor 2.0 de 190 CV.

En el caso de optar por el diésel estará el 30 TDI de 116 CV, que llega en enero con cambio manual y el 35 TDI de 150 CV con cambio automático S tronic.

En cuanto al sistema de tracción todos son 4x2 salvo las variantes más potentes de gasolina y diésel (35 TDI y 40 TFSI) que incorporan la tracción 4x4 (conocida como quattro).

A todos ellos se suma una versión, todavía más potente, el SQ2, con 300 CV y que nos recuerda en parte al Cupra Ateca, en el sentido de prestaciones, potencia y dinamismo.

Equipamiento y precios

En relación al equipamiento, este Q2 parte de los 27.960 euros para la primera línea de equipamiento (Básico) que incorpora entre otros elementos faros de led, llantas de 169 pulgadas, pantalla central de 7 pulgadas, regulador de velocidad, radio digital DAB, sensores de parking traseros y el sistema que evita impactos frontales.

El siguiente nivel de acabado (Advanced) que es 2.140 euros más caro suma llantas de 17 pulgadas, sistema de navegación con pantalla de 8,3 pulgadas y climatizador confort.

El tercer nivel de acabado (S Line) tiene un sobreprecio de 1.250 euros y suma difusores específicos, llantas de 18 pulgadas, asientos deportivos y Audi Drive Select (modos de conducción). Además, cuenta con suspensión deportiva. Por último, está el Black Line, que cuesta otros 1.250 euros adicionales.

En marcha

Una vez en ruta, el Audi Q2 nos parece un coche más que interesante. A nuestro juicio nos quedamos con tres principales virtudes. Una de ellas es que es un coche con un tamaño justo. Es decir no es excesivamente grande, lo cual permite que nos manejemos a la perfección por ciudad, aparcando y recorriendo calles estrechas; pero a la vez se desenvuelve fenomenal también en carretera y ofrece un espacio bueno para familias con uno o dos niños.

Otro aspecto que nos parece muy atractivo de este modelo es que aunque es un coche pequeño y de acceso a la gama Audi, puede contener una gran parte de los elementos de seguridad y las mismas calidades que un coche de gama más alta dentro de la marca. Esto permite al usuario entrar en el universo Audi y luego escalar hacia modelos de más calado más adelante.

Y también nos gusta su calidad de rodadura y comportamiento. Es cierto que no cuenta con la última plataforma del Grupo Volkswagen (lleva la MQB en lugar de la MQB-Evo), pero sobresale por su dirección progresiva de serie, por la posibilidad de contar con una suspensión deportiva de forma opcional o bien una suspensión adaptativa y por poder incluir numerosas ayudas a la conducción (algunas opcionales) como el aviso por salida involuntaria de carril, asistente a la conducción adaptativo y aviso por tráfico trasero cruzado.

Conclusión

Audi tuvo en su momento una excelente idea con el Q2. Un coche que permitió a la marca entrar en un segmento donde no estaba presente y, además, marcar un 'gol' a sus principales competidores, que no cuentan con un rival directo (salvo BMW con el Mini Countryman).

A falta de que lleguen versiones electrificadas en un futuro (quizás en una segunda generación) de este modelo nos quedamos con su calidad, su comportamiento y el hecho de que sea un coche con un tamaño justo y una posición elevada para moverse por ciudad, lo que le convierte en un modelo muy práctico y cómodo… y todo ello, además, sumado a los buenos acabados de Audi.