Imagen de las posibilidades de los faros con la tecnología OLED digital.

Imagen de las posibilidades de los faros con la tecnología OLED digital.

Audi

Tu próximo coche se ‘enfadará’ si el que viene por detrás se pega mucho

Audi incorpora una tecnología que permite encender de forma contundente los faros traseros si el vehículo que nos sigue se acerca a menos de dos metros.

31 julio, 2020 11:23

Llega una nueva generación de vehículos. Y no solo hablamos de coches híbridos o eléctricos. Ni tampoco de coches autónomos o conectados. El automóvil, que hasta hace muy poco era solo un medio de transporte puramente ‘mecánico’ se está convirtiendo en un ‘objeto’ completamente digital.

Buena muestra de ello es la innovación que acaba de presentar Audi en su nuevo Q5 y que llegará a los concesionarios en el próximo otoño. Hablamos de la tecnología OLED de sus faros, que ahora da un paso más allá y se vuelve, también, 100% digital.

¿Y qué es lo que permite la tecnología OLED? Pues principalmente lo que hará será que nuestro coche se pueda comunicar con nuestro entorno. Una característica que puede derivar, por ejemplo, en mejoras en la seguridad vial.

Por ejemplo, este nuevo Audi Q5 mencionado tendrá una funcionalidad que hará que las luces traseras se enciendan por completo y de forma instantánea, mostrando así una señal de alerta (y de enfado, se podría decir) si el sistema detecta que otro usuario de la carretera se aproxima a menos de dos metros.

De esta manera, si tu coche está detenido, y otro vehículo se acerca (demasiado), el sistema mandará una orden para que todos los segmentos las luces traseras se enciendan al mismo tiempo, lanzando así una señal de alerta al usuario que viene por detrás y pudiendo evitar así impactos por alcances.

Los faros delanteros permitirán lanzar mensajes a los usuarios.

Los faros delanteros permitirán lanzar mensajes a los usuarios.

Detección de proximidad

Esta nueva funcionalidad se basa en la incorporación en el vehículo de una nueva función de detección de proximidad. En concreto, la distancia mínima para que este nuevo Audi Q5 no ‘lance’ la señal de alerta con el vehículo de detrás es de dos metros.

Esto supone, por tanto, que si el vehículo de detrás se acerca a menos de dos metros, este nuevo Audi Q5 iluminará de forma repentina todos los segmentos OLED creando así una señal de alerta adicional. Además, cuando el coche reinicie la marcha, los faros traseros recuperarán la luz original.

Según afirma Audi, esto es un ejemplo de comunicación del automóvil con el entorno, si bien desde la firma reconocen que está todavía en fase de aprobación legislativa. Si bien también señalan que no creen que las autoridades les pongan impedimentos ya que se trata de funciones adicionales de seguridad vial.

De esta manera, desde Audi nos recuerdan que también tuvieron que homologar los intermitentes dinámicos y ahora son usados por muchas compañías de la industria del automóvil.

Faros en el nuevo Audi Q5.

Faros en el nuevo Audi Q5.

Nueva tecnología

Esta innovación, conocida como OLED digital, es una evolución de la tecnología OLED (los diodos orgánicos emisores de luz). El desarrollo de la tecnología OLED ya fue introducida en los coches en 2016, así que esto es un paso más allá.

En pocas palabras y tal y como lo define Werner Thomas, el responsable de Audi del desarrollo de esta tecnología, podríamos estar hablando para que fuera fácil de entender que “las luces traseras se han digitalizado”. Además, según la propia firma, Audi se ha convertido “en el primer fabricante de automóviles en digitalizar los faros traseros”.

Diferencias OLED vs LED

La principal diferencia, según señala Audi, entre la tecnología OLED y la tecnología LED es que mientras es que en la tecnología led las fuentes de luz utilizan cristales semiconductores, mientras que los OLED son paneles emisores de luz.

De esta manera con la tecnología OLED se permite que la luz sea realmente homogénea, presente un alto contraste y, además, sea completamente regulable. “Además, se puede dividir en segmentos muy juntos y controlables individualmente que pueden desarrollar diferentes niveles de brillo”, señalan desde Audi.

Otras ventajas de la tecnología OLED es que no requieren de reflectores, fibras u ópticas lo que hace que puedan ser muy eficientes, ligeras y planas y admitan así diferentes formas y diseño. Por ejemplo, un elemento de OLED tiene apenas un milímetro de espesor, mientras que los led requieren entre dos y tres milímetros.

Audi señala que estos nuevos grupos ópticos cuentan con tres elementos de seis unidades cada uno lo que hace un total de 18 segmentos por cada grupo óptico.

El automóvil se está convirtiendo en un 'dispositivo' 100% digital.

El automóvil se está convirtiendo en un 'dispositivo' 100% digital.

Nuevos desarrollos

Esta nueva tecnología abre la puerta a futuros nuevos desarrollos, tanto en favor de la seguridad vial como en materia de confort y tecnología, para diferenciar unas marcas de otras.

Por ejemplo, en el futuro, desde Audi señalan que es posible diseñar faros traseros con más segmentos, lo que permitirá una mayor personalización de la firma lumínica. Pero también se pueden emitir símbolos de advertencia predefinidos.

De esta manera, nuestros coches en un futuro se podrán comunicar principalmente con otros usuarios de la vía o con otros conductores.

Pongamos otro ejemplo, en este caso no tanto para la trasera de un vehículo sino para el frontal del mismo. Cuántas veces hemos ido a cruzar por un paso de peatones y hemos tenido dudas de hacerlo o no hacerlo porque no hemos visto indicios de que el coche frenara.

Pues bien utilizando este tipo de tecnología, podemos hacer que el frontal del coche muestre un código de colores, por ejemplo, señalando en una tonalidad verde que el coche está frenando, mientras que si es roja sabremos que el conductor no está pisando el pedal del freno y, por lo tanto, no deberemos cruzar.

En definitiva, una nueva tecnología que se suma a otras como la comunicación entre vehículos, el coche conectado o las propias innovaciones en materia de electrificación y que hacen que el automóvil esté acelerando su transformación hacia la digitalización.