Aston Martin

Aston Martin Vanquish S Volante, el último V12 atmosférico de la marca británica

2 febrero, 2017 11:17

La firma británica de deportivos Aston Martin está viviendo un periodo de “renacimiento” en el que, tras una etapa económicamente muy complicada, el aporte de capital por parte de Daimler le ha hecho relanzar su imagen, ofreciendo de nuevo modelos con un espíritu que sólo un Aston Martin puede disfrutar. 

No obstante, las normas anticontaminación afectan a todos, incluido Aston Martin, lo que unido a un nuevo estándar de prestaciones entre los vehículos de su clase ha hecho que el pequeño fabricante inglés se haya rendido a la sobrealimentación. El primer ejemplo de ello es el recién lanzado DB11, sustituto del DB9, que ha estrenado un novedoso propulsor 5.9 V12 con doble turbo. 

Aún quedan, sin embargo, motores atmosféricos dentro de la gama de Aston Martin. El benjamín de la gama, el veterano V8 Vantage, disfruta aún de un 4.7 V8 de aspiración atmosférica derivado de la anterior generación de motores V8 de Jaguar, mientras que el Vanquish, el buque insignia de la marca, monta el último V12 atmosférico de la marca. 

El Vanquish ha visto acrecentada su gama con la llegada de una nueva versión -posiblemente la última del modelo antes de su renovación- que se convertirá en la alternativa más exclusiva de todas las del modelo inglés, denominada Vanquish S Volante. 

El apellido Volante hace referencia a su condición de descapotable, mientras que la letra S apunta a un nivel superior de prestaciones respecto a las versiones que no cuentan con dicha denominación. La suma además de una estética absolutamente abrumadora dan como resultado un coctel perfectamente inalcanzable para la inmensa mayoría de los mortales. 

Esta versión se distingue estéticamente por los nuevos colores de la carrocería y por las llantas de aleación, de diseño especifico y 20” de diámetro. En el terreno mecánico, el Vanquish S Volante exprime aún más su V12 para extraer de él nada más y nada menos que 600 CV, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos, alcanzando una velocidad punta de 323 km/h. Tendrá un precio de salida que superará los 300.000€.