Tienda de Apple en Estados Unidos.

Tienda de Apple en Estados Unidos. Europa Press

Coches

El coche de Apple podría llegar en 2025; autónomo, eléctrico y con baterías revolucionarias

Según la agencia Reuters, Apple estaría trabajando en un coche autónomo y eléctrico. Además, Volkswagen podría ser un socio de referencia.

22 diciembre, 2020 00:29

Noticias relacionadas

Según la agencia Reuters Apple tendría muy avanzado el desarrollo de un coche autónomo y eléctrico que podría entrar en producción entre los años 2024 y 2025.

El hecho de que Apple quiera lanzar un coche es un rumor que lleva digiriendo la industria de la automoción desde hace años. La razón de que una tecnológica pudiera entrar en el desarrollo de un vehículo se debe a que los vehículos en el futuro cada vez serán más 'smartphones' y menos coches.

La consolidación de la electrificación (que reduce enormemente el número de componentes de los motores y permite entrar en el juego a los fabricantes de baterías), la conectividad y, sobre todo, la conducción autónoma, ha hecho que numerosas 'telecos' y empresas de software quieran arrebatar parte del pastel a los fabricantes tradicionales de la industria del motor.

En esta ocasión el runrun de que Apple tiene ya avanzado su coche, viene de la mano de Reuters, una fuente fiable. Sin embargo, tampoco avanza nada nuevo que no se haya dicho años atrás.

Esta agencia afirma que Apple ha progresado lo suficiente en relación a su proyecto de coche eléctrico. Y también señala que está interesada en construir un vehículo para el público en general. Al menos así lo afirman "dos personas familiarizadas con el proyecto que pidieron ser no identificadas ya que Apple no comunica de forma previa sus planes", señala la agencia.

Tienda de Apple en Estados Unidos.

Tienda de Apple en Estados Unidos. Europa Press

El coche de Apple diferente al de Google

Se trataría, por tanto, de una estrategia diferente a la mostrada por Amazon, con su coche autónomo, o también por Google (Waymo) con sus robotaxis o taxis autónomos. Estos gigantes prefieren confiar en coches autónomos para el transporte de pasajeros, pero de forma compartida, es decir, que un usuario se suba a uno de estos coches, se desplace hasta su destino y pague por el servicio.

En cambio, lo que da a entender Reuters, es que Apple estaría trabajando en un coche para el público con un carácter personal, es decir, que no tuviera esa característica de vehículo compartido para todos los públicos. Y esto no deja de sorprender cuando la industria afirma continuamente que el coche en propiedad está bajando enteros.

No obstante, lo que no está tan claro es que Apple quiera afrontar este proyecto de un nuevo coche de una forma completamente independiente. De hecho, esta agencia de noticias apunta a que Apple podría estar en conversaciones muy avanzadas con un socio para la fabricación de vehículos.

Volkswagen ID.4.

Volkswagen ID.4.

¿Apple tendría un acuerdo con Volkswagen?

En este sentido, ya en 2018, hace dos años, ‘The New York Times’ señalaba que Apple habría llegado un acuerdo con Volkswagen en el desarrollo del coche autónomo.

Si bien Apple inicialmente se propuso fabricar un coche de forma independiente, con el paso de los años y lo majestuoso del proyecto finalmente habría decidido buscar un aliado con mayor experiencia en este sentido.

Fue entonces, cuando al parecer Apple primero dirigió su mirada hacia firmas premium como BMW y Mercedes-Benz pero que, sin embargo y ante la negativa de estas compañías, la firma de la manzana finalmente habría llegado a un acuerdo con el gigante alemán, si bien estas informaciones todavía son suposiciones y no hay nada confirmado por parte de ambas empresas.

El motivo del rechazo por parte de BMW o Mercedes es porque tanto estas compañías como la propia Apple querían la integridad de los datos del usuario: quién es, cómo conduce, por dónde viaja e incluso qué música escucha… Información muy valiosa porque en cuestión de un tiempo no muy lejano los fabricantes no sólo fabricarán coches, sino que serán también proveedores de servicios.

Por aquel entonces, en 2018, ya se hablaba de que, tras esta decisión, Apple y Volkswagen ya estarían dando nuevos pasos para trabajar en un coche autónomo con las furgonetas T6 de Volkswagen como primeros prototipos.

Asimismo, esta agencia también apunta a que el acuerdo de Apple también podría llegar con algún fabricante de coches para introducir la tecnología de conducción autónoma en lugar de ensamblar un vehículo desde cero.

Coche autónomo de Jaguar y Waymo

Coche autónomo de Jaguar y Waymo Waymo Omicrono

Coche autónomo

Algo similar, en lo que a acuerdos con compañías se refiere, habría adoptado Apple con otras tecnológicas especializadas en los sensores que se necesitan para la conducción autónoma y que se conocen como sensores 'lidar'.

En este sentido, no obstante, y pese a que Apple pueda haber realizado un acuerdo con alguna compañía para el desarrollo de estos sensores, desde Reuters apuntan a que los modelos iPhone 12 Pro e iPad Pro de Apple lanzados este año ya cuentan con sensores lidar (estos sensores lo que hacen es ayudar a los coches a obtener una vista tridimensional).

Estructura de un coche eléctrico.

Estructura de un coche eléctrico.

Baterías revolucionarias

Otro de los aspectos claves de este próximo coche de Apple es que podría contar con un nuevo diseño de las baterías que reduciría, según apunta Reuters, de forma "radical" el precio de las mismas y, a su vez, aumentaría la autonomía del vehículo.

Este avance de las baterías se debe, según señala esta agencia al "diseño único de monoceldas lo que permite aumentar el volumen de las celdas de la batería liberando espacio".

Fecha de producción

Es otra de las incógnitas del proyecto. Según Reuters, inicialmente la producción se habría previsto para 2024, si bien con la pandemia del coronavirus se habría retrasado a 2025 o incluso "más allá".

Inicialmente la idea de construir un coche de Apple, conocido como proyecto Titan, comenzó según apuntan algunas fuentes en 2014. Por aquel entonces, la compañía de Cupertino (California, Estados Unidos) quería empezar este proyecto desde cero. Apple, como empresa innovadora que es, pensaba que su coche autónomo sería el más avanzado. Que no tuviera ruedas, tal y como las conocemos hoy en día, que tampoco contara con pedales, ni volante…

Eran tiempos en los que Apple tenía contratadas a cerca de 1.000 personas trabajando primero en Titan y después en 172. Así se llamaban los proyectos de Apple sobre el coche autónomo por aquel entonces.

Sin embargo, todo parece indicar, al menos según publica ‘The New York Times’ que Apple sufrió, en lo que el coche autónomo se refiere, una enorme cura de humildad (despidió a 190 personas en 2019 relacionadas con este proyecto).

De ahí que pasara en 2014 de liderar un proyecto que cambiaría el mundo a dejarlo 'aparcado' para, una década después retomarlo, y quizás no con el papel que le hubiera gustado de fabricante, sino de proveedor de software.