Los coches se abrirán con el móvil en los próximos años.

Los coches se abrirán con el móvil en los próximos años.

Coches

La llave, el manual, los retrovisores… estos y otros elementos desaparecerán en los coches

BMW anuncia la llave digital; Kia, el libro de instrucciones mediante app y Audi, apuesta por los retrovisores digitales.

24 junio, 2020 08:34

Noticias relacionadas

En los últimos años, los coches están viviendo una transformación a un ritmo ‘radical’. Mientras que hace décadas apenas se hablaba de tecnologías como el ABS o incluso el ESP como los principales avances, hoy en día continuamente aparecen noticias continuamente acerca de los coches del futuro, que aseguran que serán autónomos y se conducirán completamente solos.

La principal diferencia entre los coches de hace décadas y los de ahora, es que han pasado de vehículos con un bastidor y un motor de combustión, a ser verdaderos ‘ordenadores’ sobre ruedas.

Y esto implica, por tanto, numerosos otros cambios. Como por ejemplo que elementos a los que estamos acostumbrados, desaparezcan. Y no hablamos solo del volante, que también se eliminará con la llegada del coche autónomo. Nos referimos a las llaves para abrir el vehículo, al manual de instrucciones, a los espejos retrovisores…

Abrir un coche con el móvil

En este sentido, uno de los elementos que están llamados a desaparecer es la llave para abrir un vehículo. Y de hecho, un buen ejemplo de ello son los coches compartidos, que pueden funcionar sin tener llave alguna.

En cuestión de años la llave física dejará de existir y en su lugar recibiremos una ‘llave’ digital. Y esta llave digital no es otra solución que poder abrir el coche con el móvil. De esta manera, podremos compartir el coche con familiares o amigos sin necesidad de estar junto a él o de darle a la persona la llave; o incluso podremos permitir a empresas de mensajería y reparto que dejen nuestros paquetes o la compra dentro del vehículo.

En este sentido, por ejemplo, BMW y Apple han anunciado que próximamente la firma bávara permitirá a sus clientes utilizar el teléfono iPhone como llave totalmente digital de su coche.

De esta manera, la nueva llave digital para el iPhone permitirá a los clientes poner en marcha el automóvil colocando el teléfono en la bandeja para smartphone del coche y presionando el botón de inicio.

Llave digital de BMW.

Llave digital de BMW.

Además, tal y como señalan ambas la marca automovilística, "la configuración de la clave digital se puede hacer a través de la aplicación BMW Smartphone. El propietario del coche también puede compartir el acceso con hasta cinco amigos, incluyendo una opción de acceso de coche configurable para los conductores jóvenes que restringe la velocidad máxima, la potencia o el volumen máximo de la radio, entre otras".

Así, la nueva llave digital estará disponible en 45 países para los modelos BMW Serie 1, 2, 3, 4, 5, 6, y 8, así como para los X5, X6, X7, X5M, X6M y Z4, siempre que estén fabricados después del 1 de julio de 2020. Los modelos iPhone compatibles serán el iPhone XR, iPhone XS o posterior y Apple Watch Series 5 o posterior.

Manuales digitales

Otro elemento que desaparecerá en los coches será los libros de instrucciones. En este sentido, por ejemplo, Kia acaba de anunciar que desde la segunda mitad de 2020, sus nuevos modelos ya contarán con los nuevos manuales de propietario digitales.

Para ello la marca coreana se ha asociado con Google para crear la app “Manual de propietario de Kia”, que está basada en inteligencia artificial.

Además, este manual va más allá de que sea solo un libro digitalizado. Ahora el usuario enfocará con su móvil cualquier elemento del vehículo y la aplicación reconocerá qué elemento es y poco después aparecerás en el móvil sus principales funcionalidades. Así, en lugar de consultar el manual de instrucciones impreso, los conductores pueden utilizar la aplicación para encontrar más fácilmente información sobre cada función.

Kia apuesta por la digitalización.

Kia apuesta por la digitalización.

Asimismo, la aplicación también tiene la ventaja de poder explicar esas funciones de forma sencilla y cómoda.

No es la primera vez que Kia cuenta con aplicaciones de realidad aumentada. Sin embargo, hasta ahora no habían podido lanzar este manual digitalizado ya que es válido para todos los vehículos de la marca, independientemente del mercado en el que se vendan.

Además, Kia ha trabajado codo a codo con Google para que esta app cuente con un reconocimiento de símbolos y así el usuario conozca cuál es el significado de todos los testigos del vehículo, así como también de todos los símbolos del coche.

Adiós a los retrovisores

Otro elemento que también dejaremos de ver son los retrovisores analógicos. Es más que probable que en cuestión de unos pocos años estos sean sustituidos por cámaras digitales. Tal es así que ya hay modelos como el Audi e-Tron, Lexus ES o el Honda e, que ya incorporan estos dispositivos.

De todos ellos, nosotros nos quedamos con el del Audi e-Tron, entre otras razones porque está desarrollado por una empresa española: Ficosa. Esta multinacional de origen catalán es la responsable del desarrollo del retrovisor digital de la marca de los cuatro aros.

Retrovisor digital de Audi.

Retrovisor digital de Audi.

La tecnología de esta cámara, denominada CMS (Camera Monitoring System), permite la sustitución de los espejos tradicionales gracias a un sistema de visión compuesto por cámaras integradas en los laterales del chasis del automóvil, así como dos pantallas táctiles situadas en la parte interior de las puertas.

Mediante este sistema de visión, explica Ficosa, las cámaras, acopladas al vehículo a través de soportes que se pliegan, transmiten la imagen con muy baja latencia a las dos pantallas táctiles Oled de siete pulgadas ubicadas en el interior del vehículo, que permiten al usuario ajustarlas manualmente.

El sistema también incorpora funciones avanzadas como la calibración automática de las cámaras o alertas dinámicas que se superponen en la pantalla para advertir al conductor de la proximidad de otros vehículos antes de los adelantamientos o de cualquier elemento que pueda obstruir el sistema. Y tampoco podemos olvidarnos de lo que es más importante. Y no es otra cosa que la mejora de la aerodinámica del vehículo, un aspecto clave en un coche eléctrico.