Coches

La policía italiana tiene Lamborghini nuevo

1 abril, 2017 17:51

Ya se ha convertido en prácticamente una tradición que el cuerpo nacional de policía italiano cuente con algunos modelos de persecución de ensueño para su cuerpo destinado a controlar el tráfico. Especialmente han destacado los distintos modelos firmados por la marca de Sant’Agata Bolognese. Incluso por sus manos ha pasado un Lamborghini Gallardo LP560-4 una de las versiones del deportivo italiano más potentes que han salido de las líneas de producción de la firma creada por Ferruccio Elio Arturo Lamborghini hace más de cincuenta años.

La POLIZIA ha renovado su parque automovilístico y a partir de ahora contará de una versión del Lamborghini Huracán especialmente preparada por el fabricante italiano. Estará destinada a la patrulla de autopistas de Bolonia, aunque los propósitos de actuación rápida o dar caza a los infractores de tráfico no son los únicos propósitos para los que ha sido concebido. Concretamente, también permitirá el transporte urgente de sangre y órganos entre hospitales, una contribución muy valiosa cuando estamos hablando de que hay vidas en juego.

No será el único Huracán que ya se encuentra alistado en las filas de la policía italiana. El entregado por Stefano Domenicali -actualmente CEO de Lamborghini y en el pasado jefe de equipo de la Scuderia Ferrari en la Fórmula 1- durante esta semana al Ministro de Interior transalpino, Marco Minniti supone la segunda unidad del deportivo en sus manos. La anterior fue entregada en 2015 y forma parte de la patrulla de autopistas de Roma. En ese mismo acto, se decidía precisamente jubilar al Gallardo Polizia que se encontraba sirviendo desde 2009, el cual pasará ahora al museo que la policía italiana tiene precisamente en la región del Lacio.

En cuanto al vehículo, mantendrá su V10 de serie con 610 CV de potencia montado sobre un chasis ligero construido en aluminio y fibra de carbono. Pirelli aportará los neumáticos, mientras que la carrocería luce el habitual Police Medium Blue con franjas blancas que utilizan los coches oficiales. En cuanto al resto de equipamiento, incorpora una cámara OnBoard, además de una tablet y un ordenador que permitirá realizar las pertinentes gestiones y comprobaciones de documentación in situ. Radio policial, cepos, extintor, compartimento para el transporte de los cajones refrigerados especiales para el transporte médico e incluso un desfibrilador forman parte entre los elementos que equipa.