Coches

El ZL1 1LE es el Camaro más rápido de la historia

Iván Fernández

El Chevrolet Camaro ZL1 ha demostrado durante estos meses de vida que es capaz de plantar cara a cualquier superdeportivo europeo a pesar de la ‘mala fama’ que han heredado los muscle cars con el paso del tiempo. Lejos de ser un coche torpe, nacido únicamente para acelerar en las rectas, el ZL1 ha dado una buena muestra de que su chasis ha sido concebido para algo más, llegando a marcar un tiempo en Nordschleife, el conocido por Sir Jackie Stewart como Infierno Verde, de 7 minutos y 29 segundos, además de conseguir velocidades punta similares a las de los deportivos estrella de Ferrari o Audi.

Con un bloque V8 atmosférico que cuenta con 659 CV de potencia, era difícil pensar en que la marca estadounidense estaba preparando una versión aún más radical que la presentada en el Salón de Nueva York del año pasado. Sin embargo, los técnicos de General Motors confían en poder sacar aún más rendimientos de su nuevo Camaro ZL1 y es por ello que lanzarán un nuevo paquete denominado 1LE que promete hacer aún más efectivo a uno de los modelos americanos más icónicos de la historia del automóvil, el otro buque insignia de Chevrolet junto al Corvette.

El ZL1 equipado con el paquete 1LE es, según la firma, el Camaro más rápido de la historia de la marca, algo que se ha encargado de demostrar en la pista, concretamente en el circuito de pruebas de la marca, Milford Road Course, en la que rebajo en tres segundos el tiempo logrado anteriormente por el ZL1 sin aditamentos. No es para menos. El sobredimensionado spoiler trasero de fibra de carbono, sumados a un nuevo splitter y aletines delanteros que aportan el extra de apoyo aerodinámico necesario para trasladar al asfalto toda la potencia.

El conjunto se ve aderezado por una suspensión completamente ajustable, con amortiguadores Multimatic DSSV en ambos ejes, barra estabilizadora trasera regulable y nuevas llantas de aluminio que incluyen las mismas gomas que el ZL1, el neumático que específicamente diseñó Goodyear -los Eagle F1 Supercar 3R- para el Camaro más potente salido de la línea de producción. Mecánicamente no hay cambios, los 659 CV son capaces de mover con soltura un vehículo al que se le ha sometido a una pequeña cura de adelgazamiento de 27 kilógramos. Habrá que esperar para conocer cuánto cuesta este exceso, pero ya tenemos fecha aproximada para verlo a la venta, a finales de este año, en Estados Unidos.