Coches

Volvo iniciará el desarrollo de su primer eléctrico para 2019

Iván Fernández

El fabricante sueco ya ha preparado su planing para lo que resta de década. Volvo comenzará con la comercialización de un vehículo híbrido plug-in con motor de combustión de tres cilindros el próximo año y un pequeño motor eléctrico de 55 kW que asegurará una autonomía de 50 kilómetros. La confirmación llegaba de mano del directivo de Volvo, Mats Anderson en al pasado simposio sobre el vehículo eléctrico e hibrido celebrado en San diego. Aunque no era la única novedad que traían los escandinavos.

La primera de ellas es la de sustituir sus propulsores de seis y ocho cilindros por combinaciones de motor eléctrico acoplado a un propulsor de cuatro cilindros como máximo, sin renunciar a la tracción total en gran parte de sus modelos. Con el objetivo en mente de vender más de un millón de vehículos híbridos para el año 2025, Volvo tiene previsto reforzarlo con la llegada de motorizaciones eléctricas su plan para sustituir las mecánicas diésel, las mismas que ya se están viendo desterradas en ciertas ciudades europeas. Entre ellas Oslo, que el pasado mes de enero tomó la polémica medida de prohibir los coches alimentados por gasoil temporalmente.

El segundo punto de la hoja de ruta de Volvo en cuanto a la movilidad sostenible tiene fecha definida: 2019, año en el que llegará el primer eléctrico puro a su catálogo. Incluso ya se habla de la posibilidad de que este vehículo eléctrico llegue con una batería de 100 kWh, algo que actualmente sólo equipa Tesla en sus vehículos de producción. Este coche no vendrá sólo, los suecos tienen previsto desarrollar una nueva Plataforma Modular de Electrificación, con el objetivo de reforzar su transición hacia los eléctricos. Una de las características de la MEP es que será capaz de equipar un motor de hasta 450 kW, partiendo de un modelo más básico de 100 kW. La autonomía no se ha anunciado, pero debería estar por encima de los 300 kilómetros.

Mats Anderson no confirmó que vehículo sería el responsable (aunque se espera que llegue con la base de un crossover compacto) de llevar el peso de ser el primer eléctrico de la firma escandinava, pero sí se espera que se beneficie de las últimas tecnologías de recarga, permitiendo que se haga tanto con corriente alterna (hasta 20 kW), continua y compatible con carga rápida CCS y las tomas CHAdeMO. No será la única novedad que llegará en 2018, ya que se espera que también se introduzca una gama Mild Hybrid de 48V para propulsores de gasolina y diésel.