Coches

Uber y Daimler se asocian por un bien común: los vehículos autónomos

2 febrero, 2017 11:18

El fabricante germano de automóviles Daimler y la empresa norteamericana Uber han llegado a un acuerdo de colaboración en términos de investigación y desarrollo por el que Mercedes-Benz suministrará modelos autónomos y la gestión de los mismos a Uber con el que ambas partes se beneficiarán.

En el caso de la firma de la estrella, esta colaboración se entiende como una buena forma de recopilar feedback por parte de la red de conductores y técnicos de Uber, especialmente en Estados Unidos, mientras que la compañía californiana nutre su flota de automóviles con los prestigiosos modelos de Mercedes-Benz autónomos que llegarán próximamente a nuestras carreteras.

No es el primer acuerdo de estas características que llega entre empresas de distinto sector en los últimos meses. Buen ejemplo de ello es la asociación tecnológica entre Toyota y Microsoft. La compañía fundada por Bill Gates ayudará en el desarrollo del World Rally Car a través de sus productos de recolección y procesamiento de datos, sin embargo, también participará en los próximos proyectos de la marca nipona respecto a la tecnología autónoma.

La nueva estrategia de Daimler, denominada CASE (Connected, Autonomous, Shared y Electric) muestras los que serán las bases de la firma alemana en un futuro a corto-medio plazo: conectividad, conducción autónoma, la electrificación de sus modelos y el 'Shared & Services', o lo que es lo mismo, el adiós a la filosofía de vehículos en propiedad y una nueva etapa en la movilidad del ser humano. Estas son algunos de los movimientos que Daimler se ha propuesto liderar con la responsabilidad de ser el inventor del primer automóvil.

Uber también se ha posicionado como un socio muy importante en el sector de la ingeniería de conducción autónoma, a través de su propio Grupo Tecnológico el cual lleva probando desde hace tiempo vehículos de este tipo por las carreteras de Estados Unidos, al que complementa la recién adquirida compañía, Otto, la cual está centrada actualmente en la investigación de camiones autopilotados.

En cuanto a Daimler, el grupo también lleva años trabajando hacia este futuro y han obtenido algunos hitos como el hecho de que el Mercedes Clase E se haya convertido en el primer vehículo de producción autónomo al que se le ha concedido la licencia en el Estado de Nevada, además del gran trabajo que está realizando la sección de camiones, la cual está desarrollando el conocido como Highway Pilot System, el cual podría ser implantado también vehículos comerciales.

La tecnología de conducción pilotada promete crear ciudades más seguras, más limpias y más accesibles, pero no podemos alcanzar ese futuro solos. Por eso mismo abrimos nuestra plataforma Uber a fabricantes de automóviles como Daimler. Al combinar el poder tecnológico de Daimler y Uber, más gente puede acceder a un transporte fiable con sólo pulsar un botón", aseguraba Travis Kalanich, CEO de Uber.