Coches

Ni los deportivos más exóticos se libran de la llamada a revisión de los airbag de Takata

En Takata no ganan para disgustos. La empresa que fabrica los airbag para los vehículos de numerosas marcas se ha vuelto a ver implicada en otra llamada a revisión por los infladores del airbag defectuosos. Ya tuvieron que llamar a revisión a 90 millones de vehículos en todo el mundo y ahora en EE.UU. han vuelto a insistir con una nueva inspección, esta vez a vehículos de marcas del más alto nivel como Ferrari.

Dado que Takata es uno de los mayores proveedores de sistemas de airbag del mundo no sorprende que hayan hecho una revisión tan descomunal. Ahora la gama de Ferrari producida en los dos últimos años tendrá que acudir al taller a revisar sus sitema de inflado del airbag. Solo en Estados Unidos esto implica que 2.800 "cavallinos" aproximadamente estarán afectados por la revisión.

A la marca italiana se suma también McLaren con modelos como el McLaren P1 o el 570 que también deberán acudir al taller. Pero no se termina aquí la cosa, el Fisker Karma también está afectado, el Tesla Model S, el Lexus LFA y los Audi R8 más recientes también tienen el sistema defectuoso. 

En total 12.5 millones de airbag han sido sustituidos en Estados Unidos por estar defectuosos, siendo 6.7 del airbag del conductor y 5.8 del pasajero. La marca con más coches afectados ha sido Honda que ha tenido que reparar 8.2 millones de airbag de sus modelos. Le siguen Toyota, el Grupo FCA con 1.47 millones y 1.46 respectivamente. 

Dado que muchos vehículos afectados aún no han acudido a esta revisión en el Departamento del Transporte de EE.UU. instan a los fabricantes a que se apresuren a cambiar los airbag de los modelos que entrañen más peligro. Para ayudar en el proceso de sustitución Takata ha aumentado drásticamente la producción de sus kits de reemplazo de los airbag dañados.