Tanto el Sorteo de la Lotería de Navidad como el del Niño son dos celebraciones muy conocidas y deseadas por todos los españoles y algunos extranjeros. A pesar de ello, no tiene nada que ver un Sorteo con otro, aunque ambos cuentan con una alta participación y otorgan cuantiosos premios a los afortunados que tengan en su poder los décimos ganadores.

Una de sus principales diferencias es que, aproximadamente el 80% de las personas que han ganado algún premio en el Sorteo de Navidad, invierten después parte de ese premio en comprar décimos para el Sorteo del Niño. ¡Descubre otras diferencias a continuación!

Principales diferencias entre la Lotería del Niño y la de Navidad

La diferencia más obvia quizás sea el día en que se celebran los sorteos, ya que el de Navidad tiene lugar el día 22 de diciembre, mientras que el del Niño se realiza el 6 de enero, es decir, el día de Reyes. También se distinguen porque la Lotería de Navidad reparte mucho más dinero que la del Niño, lo que hace que la participación en el primero sea mayor. Pero veamos otras diferencias.

1. ¿Cuánto dinero reparten el Sorteo de Navidad y el del Niño?

El primer premio de la lotería de Navidad consiste en 400.000 euros por décimo, o lo que es lo mismo, 4 millones de euros por billete o serie. En cambio, el primer premio del Niño está dotado con 200.000 euros al décimo, o 2 millones de euros a la serie. La diferencia, como habrás podido comprobar, es justo el doble de un sorteo a otro.

Pero además del Gordo de Navidad, que es un premio bastante suculento, también se ofrecen otros premios bastante elevados. De hecho, los 4 millones del sorteo de Navidad no pueden competir con los 2 millones del Niño, algo que ningún jugador de Lotería pasa por alto.

En cuanto al resto de los premios, la Lotería de Navidad obsequia con un segundo y tercer premio que no debemos desestimar. El segundo radica en 1.250.000 euros a la serie, es decir, 125.000 euros por décimo o 6.250 euros por cada euro jugado. En cuanto al tercero, serían 500.000 euros a la serie o 50.000 euros por décimo, o lo que es lo mismo, 2.500 euros por cada euro jugado.

Esto lo convierte en un Sorteo muy atractivo para todos los españoles y/o extranjeros que no quieren dejar pasar esta oportunidad de conseguir un dinero extra fácilmente. Pero sigamos viendo las diferencias entre estos dos sorteos tan importantes.

2. ¿Qué probabilidades tengo de ganar un Sorteo u otro?

Aunque el Sorteo del Niño reparte bastante menos dinero, según la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) es más fácil que nos toque que el Sorteo de Navidad. Esto es debido a que, en el Sorteo de enero, en total hay tres reintegros, de modo que las probabilidades de ganar son de un 30%. En cambio, en el Gordo de Navidad se reducen al 10%, algo a tener en cuenta.

Lo normal es que, del 70% del dinero recaudado en el Sorteo de Navidad, el 60% se destine a otros premios. Pero, en el caso del Sorteo del Niño, como los reintegros se multiplican, las posibilidades de que nos toque son mucho más altas. Eso sí, el Estado recaudará menos dinero.

3. ¿Se utilizan los mismos bombos para ambos sorteos?

Otra gran diferencia entre ambos Sorteos es que el de Navidad es mucho más extenso que el Sorteo del Niño, ya que el sistema de bombos utilizado tampoco es el mismo en uno que en otro. En el caso del Sorteo del Niño, los bombos son variados, lo que significa que se extrae cada una de las cifras que componen cada número premiado en un orden estipulado previamente.

Esto no ocurre así en la Lotería de Navidad, la cual solo cuenta con dos bombos y no tiene ningún orden establecido para sacar las bolas correspondientes a los números y premios. Además, en el Sorteo del Niño hay tres reintegros, como hemos mencionado, por lo tanto hay una posibilidad de cada tres de conseguir un décimo premiado.

Gracias a ello, los premios, aunque menores, también tocarán a más personas, a pesar de que los españoles participan menos en este Sorteo. Sin embargo, una novedad con la que contamos este año 2020 nos alegrará a todos, pues está relacionada con la recaudación de los premios por parte de Hacienda. Te lo contamos en el siguiente apartado.

4. Recaudación de Hacienda en cada sorteo

En años anteriores, el mínimo del premio para no pagar tributos era de 20.000 euros. Es decir, solo teníamos que pagar impuestos si ganábamos un premio igual o superior a esa cantidad. Ahora esto ha cambiado, y solo tendremos que pagar a Hacienda un 20% del premio cuando este sea superior a 40.000 euros.

Por lo tanto, Hacienda retendrá 32.000 euros de cada primer premio del Sorteo del Niño, así que cada ganador recibiría 168.000 euros netos. Si ganamos el segundo premio del Niño, el premio neto será de 68.000 euros, y a partir del tercer premio, que sería de 25.000 euros, los afortunados se librarán de pagar impuestos al estar exentos de ello.

Esto a todos los españoles nos viene fenomenal, sobre todo después de la crisis generada por la pandemia de Covid-19. No obstante, los técnicos del Ministerio de Hacienda estiman que, al subir de 20.000 a 40.000 los premios exentos de impuestos, Hacienda recaudará 4,5 millones de euros menos que años anteriores solo con la Lotería del Niño. ¡Suerte a todos los participantes!

También te puede interesar...